martes, 15 de julio de 2008

ERATA, PELOPÍN Y MONCHOYA (Los dosmiles del Sobrepuerto)

Travesía larga pero sencilla realizada el martes de la semana pasada por las lomas herbosas del macizo del Sobrepuerto. Aprovechamos el privilegio de disponer de dos coches para comenzar la marcha en el puerto de Cotefablo, encadenar los tres dosmiles de este sector y descender finalmente a Oto de Broto siguiendo los pasos de la GR-15 y la PR-HU-117. Estas cimas, modestas en altura, gozan de una panorámica privilegiada sobre varios macizos importantes de la cadena pirenaica y son, además, testigos de la despoblación que sufrió la comarca a mediados del siglo pasado.
Ubicación: Sobrepuerto, Pirineos, Huesca.
Cimas: Erata (2.003m), Pelopín (2.007m) y Monchoya (2.033m).
Desnivel: 600m de ascenso y 1.000m de descenso.
Distancia: 25km.
Duración: 9h.
Acceso: Partimos desde la boca este del túnel de Cotefablo, en su misma cúspide. Desde Jaca seguimos hacia Sabiñánigo y nos desviamos a Biescas. Allí, cogemos el desvío a mano derecha que lleva al valle de Ordesa por el puerto de Cotefablo. Se corona el puerto, se atraviesa el túnel y se deja el coche en una explanada habilitada a mano derecha.

Ver mapa más grande
9:05. Ha amanecido radiante y comenzamos la marcha desde el extremo oriental del aparcamiento, al lado de la tolva.
Photobucket - Video and Image Hosting


Un sendero estrecho y empinado asciende sin contemplaciones por la parte superior del túnel de Cotefablo en busca de su collado. Seguimos este PR, que comunica varios pueblos abandonados del Sobrepuerto.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


A punto de alcanzar el collado.
Photobucket - Video and Image Hosting


A nuestra izquierda (sur) ya vemos las lomas que superaremos dentro de poco. La puntiaguda de la izquierda es el Pelopín, nuestra segunda cima de la jornada. El camino asciende al evidente collado entre las dos lomas, pero optamos por acortar y ascenderemos más arriba porque primero iremos al Erata. También hay camino por esta segunda opción.
Photobucket - Video and Image Hosting


9:25. Collado de Cotefablo. Giramos, pues, a la izquierda.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Pero es inevitable torcer la cabeza y comenzar a vislumbrar varias cimas ilustres que nos acompañarán a lo largo del día. La escarpada Peña Telera.
Photobucket - Video and Image Hosting


Una panorámica del macizo de Tendeñera.
Photobucket - Video and Image Hosting


Un pastor viene tras nuestros pasos para cuidar el rebaño que nos encontraremos enseguida. Cruzamos el escorte y avanzamos.
Photobucket - Video and Image Hosting


Aprovechamos el magnífico día para fotografiar el macizo de Ordesa.
Photobucket - Video and Image Hosting


Punto en el que dejaremos la traza principal para atajar.
Photobucket - Video and Image Hosting


Acometemos el zig-zag.
Photobucket - Video and Image Hosting


A la derecha (suroeste) ya podemos ver la cima del Erata. Debemos dar la vuelta a la cima que tenemos delante, porque una ladera descarnada nos impide atajar hacia el oeste.
Photobucket - Video and Image Hosting


Volvemos a fijarnos en Ordesa. Estará solicitado el Perdido con un día así...
Photobucket - Video and Image Hosting


Seguimos ascendiendo con comodidad.
Photobucket - Video and Image Hosting


Y dejamos la trocha principal para desviarnos a la derecha.
Photobucket - Video and Image Hosting


Detalle de varias cimas destacadas de Ordesa.
Photobucket - Video and Image Hosting


La visibilidad era clara.
Photobucket - Video and Image Hosting


10:15. Llegamos a un collado, varios metros al oeste del de Otal. Los otros dos dosmiles del Sobrepuerto nos esperan. Pero aquí giraremos a la derecha para ir primero al Erata, que francamente queda un poco a desmano.
Photobucket - Video and Image Hosting


Del collado al sur tenemos la primera aparición de la aldea de Otal. Inevitable recordar la tarde en la que conocimos Ainielle... Desde luego, el emplazamiento de Otal sorprende tanto como el de Ainielle. Vaya lugares para vivir.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Mi padre anduvo por estos lares hace ahora un año, así que conoce el camino que lleva al Erata. Tenemos a la vista su cima y la ermita que queda a escasos metros al sur.
Photobucket - Video and Image Hosting


Nuevamente Ordesa.
Photobucket - Video and Image Hosting


Y Tendeñera.
Photobucket - Video and Image Hosting


10:30. Descendemos a un collado y acometemos ahora un ascenso en busca del Erata.
Photobucket - Video and Image Hosting


Llegada a otro collado, ya en el propio cordal. Sólo debemos girar a la izquierda para flanquear una primera cota herbosa y alcanzar la cima.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


11:10. Erata (2.003m), en apenas dos horas de recorrido.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Mi padre se queda sentado en el vértice geodésico organizando el primer picoteo de la jornada, mientras yo me acerco hasta la ermita de San Benito de Erata que os señalaba anteriormente.
Photobucket - Video and Image Hosting


El día que visitamos Ainielle ya vimos un poste que indicaba la dirección a esta ermita.
Photobucket - Video and Image Hosting


Como se puede apreciar, queda muy a mano del Erata.
Photobucket - Video and Image Hosting


Hacia Ordesa, de postal. Continúo bajando el cordal por si en algún momento diviso Ainielle, pero imposible. Está muy metido, no se puede ver desde aquí.
Photobucket - Video and Image Hosting


Regreso a la cima y me fijo en las dos próximas cimas (Pelopín, izq. y Monchoya, der.) y en Otal.
Photobucket - Video and Image Hosting


Desde la distancia ya se aprecia que esta aldea está mejor conservada que Ainielle, pero el lugar se las trae también. Un par de pastores deben de vivir allí en verano...
Photobucket - Video and Image Hosting


Regreso al Erata y compartimos la cima con un simpático aragonés, que aprovechaba su primer día de asueto para hacer una excursión. Un tío que sabe. Sacamos una pano al sur.
Photobucket - Video and Image Hosting


Hacia la Jacetania.
Photobucket - Video and Image Hosting


Tirando de zoom podemos observar otros dos pueblos recónditos de esta zona. Son Barbenuta (izq.) y Espierre (der.), de donde viene nuestro compañero. Una carretera accede a ellos desde un poco antes de llegar a Gavín (desvío del Camping Biescas). Por lo que nos comentó el aragonés, todavía mantienen vida.
Photobucket - Video and Image Hosting


He aquí varios ilustres.
Photobucket - Video and Image Hosting


De frente, al norte, la Tendeñera.
Photobucket - Video and Image Hosting


Ordesa, majestuoso.
Photobucket - Video and Image Hosting


11:50. Tras más de media hora de charleta sobre lo divino y lo humano con el montañero aragonés, en el que repasamos multitud de montañas, pueblos y estilos de vida de la comarca, abandonamos la cima. Es el sino del montañero, debemos seguir el camino.
Photobucket - Video and Image Hosting


Una bonita flor, muy frecuente por estos lares.
Photobucket - Video and Image Hosting


Con Tendeñera de telón de fondo.
Photobucket - Video and Image Hosting


12:20. Regresamos al collado de Otal por el mismo camino. Es un tramo rompepiernas pero de momento el calor no aprieta en exceso.
Photobucket - Video and Image Hosting


Volvemos a salir al collado de la mañana. Seguimos de frente (este) para llegar al de Otal. Os enseño por dónde vamos a atacar el Pelopín.
Photobucket - Video and Image Hosting


12:50. Collado de Otal.
Photobucket - Video and Image Hosting


Y en fuerte pero breve pendiente llegamos a la cima.
Photobucket - Video and Image Hosting


13:00. Pelopín (2.007m). Los queridísimos bichos no nos dejan un segundo en paz, así que decidimos picotear un poco más abajo.
Photobucket - Video and Image Hosting


Un vistazo al Erata, de donde venimos. Como hay una barranco que salvar, la distancia engaña pese a que el terreno es muy cómodo.
Photobucket - Video and Image Hosting


Aquí tenemos el cordal que seguiremos hasta el Monchoya, más largo de lo que parece. Después regresaremos y descenderemos por la traza roja hacia Oto, donde la víspera habíamos dejado un coche.
Photobucket - Video and Image Hosting


Zoom a Linás de Broto, primer pueblo bajando de Cotefablo a Ordesa.
Photobucket - Video and Image Hosting


Más vistas.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


13:15. En el collado entre el Pelopín y la Punta del Pilón (con un hito enorme colocado por los pastores del valle en su cumbre) comemos algo. A lo lejos, el Monchoya.
Photobucket - Video and Image Hosting


Después bajaremos por aquí. Por cierto, el poste estaba en el suelo. No nos costó nada reponerlo.
Photobucket - Video and Image Hosting


Tras el aperitivo, emprendemos la marcha por el eterno sube y baja.
Photobucket - Video and Image Hosting


De ahí venimos.
Photobucket - Video and Image Hosting


Se hace largo y pesado este tramo.
Photobucket - Video and Image Hosting


A la derecha (sur) queda otro pueblo deshabitado del Sobrepuerto, Escartín.
Photobucket - Video and Image Hosting


14:05. Pasamos por una cota intermedia, desde donde ya queda a mano el Monchoya.
Photobucket - Video and Image Hosting


14:25. Monchoya (2.033m), tras cinco horas y veinte minutos de marcha. Se trata del punto culminante de este macizo.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


La nubosidad ha aumentado desde hace un rato y las cimas ya no se ven con tanta nitidez.
Photobucket - Video and Image Hosting


Desde aquí podemos ver el macizo del Vignemale , techo del pirineo francés.
Photobucket - Video and Image Hosting


Al sur tenemos la Peña Canciás. Por sus entrañas horadarán el túnel de la carretera Sabiñánigo-Fiscal que está en construcción.
Photobucket - Video and Image Hosting


El cordal por donde descenderemos a Oto de Broto.
Photobucket - Video and Image Hosting


Coincidimos con una pareja de aragoneses en la cima y nos cuentan, entre otras cosas, que la vida ha vuelto a Bergua gracias "a varias personas alternativas"...
Photobucket - Video and Image Hosting


Viejos conocidos.
Photobucket - Video and Image Hosting


14:50. Tras comer más y despedirnos de la pareja, que se dirigen hacia la Punta Gábalo, volvemos al collado de antes.
Photobucket - Video and Image Hosting


Si a la ida el camino se ha hecho largo, el retorno roza el tedio.
Photobucket - Video and Image Hosting


15:40. De vuelta en el collado descendemos por el camino de la derecha (este).
Photobucket - Video and Image Hosting


Primero flanquea las laderas del Pelopín.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


La GR-15 se dirige al pueblo abandonado de Yosa, que vemos en primer plano. Al fondo, Oto de Broto y el propio Broto.
Photobucket - Video and Image Hosting


Seguimos descendiendo.
Photobucket - Video and Image Hosting


En un collado, donde alcanzamos a un grupo de ingleses, la GR se desvía a Yosa. Seguimos por la PR.
Photobucket - Video and Image Hosting


Llevamos un buen trecho descendido.
Photobucket - Video and Image Hosting


Seguimos todas las indicaciones a Oto.
Photobucket - Video and Image Hosting


Un vistazo del cordal recorrido.
Photobucket - Video and Image Hosting


Ya estamos en el cordal que os mostraba antes desde el Monchoya. Destaca el llamativo color amarillo del erizón.
Photobucket - Video and Image Hosting


16:55. Nos codeamos con el boj en fuerte descenso. Llevamos ocho horas de marcha y el cansancio se nota.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Ya no hay tantas ganas de sonreír en las fotos...
Photobucket - Video and Image Hosting


17:30. Más desvíos; siempre seguimos el poste a Oto.
Photobucket - Video and Image Hosting


Salimos a una pista hormigonada y en una curva de herradura la abandonamos por un camino por la derecha.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Ya tenemos el pueblo de Oto a la vista. La verdad es que el descenso llega hasta el mismo pueblo, no hay tregua para las castigadas rodillas.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


18:05. Tras nueve horas llegamos a Oto, dando por finalizada la travesía. Han salido muchos kilómetros, pero ha merecido la pena. Vaya que sí.
Photobucket - Video and Image Hosting


Ahora toca descansar para acometer cuarenta y ocho horas más tarde el ascenso a una cima salvaje: la Tendeñera (foto sacada desde el Erata).
Photobucket - Video and Image Hosting


Os dejo el mapa, en dos partes. El primero cubre la ascensión al Erata y al Pelopín. El segundo, el cordal al Monchoya y el descenso a Oto de Broto.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


LAS NOTAS (La escala es del 1 al 5):
DIFICULTAD: 4. Recorrido de gran dureza por el perfil de rompepiernas. Se camina en todo momento por sendas y campas, pero la llegada a la meta produce un gran alivio. Ojo con el calor y la hidratación (no hay fuentes en todo el camino) en verano.
BELLEZA DEL ITINERARIO: 3,5. El gran aliciente de esta excursión reside en la panorámica: Collarada, Anayet, Midi d'Ossau, Tendeñera, Ordesa, Cotiella...
IMPORTANCIA DE LA CUMBRE: 3,5.
Continuará...

6 comentarios:

elales dijo...

Bravo!

jefoce dijo...

Hola elales, me alegro de que te haya gustado el reportaje. La verdad es que nos salió un día redondo y, pese a que es una travesía muy larga, disfrutamos como enanos. El macizo del Sobrepuerto tiene algo que, francamente, engancha. Se palpa la historia de la humanidad por sus entrañas. Un fuerte abrazo.

ldiegoes dijo...

Ni puta idea de la zona(como casi todas las que pones), pero oyes, si alguna vez voy, ya se donde coger info, te voy a fusilar como croquis.

jefoce dijo...

Hola Luis, gracias por el comentario. Pues la zona merece mucho la pena. Ya sabes, no todo en el Pirineo es subir a los grandes. También existen estas cimas prepirenaicas que, por lo general, tienden a ser unos miradores de vértigo.

Iñaki Munain dijo...

Hola hola, como decia aquel: "No hay por qué dezzpreciarlo", o sea que a nadie se le ocurra llamar pre-pirenaica a estas cimas. Son Pirenaicas! Lo mismo que un amigo mio que llamaba pre-Pirineos al Saioa, al Adi, ..., son Pirineos igual igual. Me ha encantado; conocía la zona de un número de la revista "El Mundo de los Pirineos". Ciao.

jefoce dijo...

Hola Iñaki, gracias por el comentario. Tienes razón, da la sensación como que dejamos estas cimas de lado, siempre obsesionados por las alturas... Bien merecen una visita, son miradores de vértigo. Y por cierto, buen gusto por las revistas. Es la mejor.