jueves, 10 de julio de 2008

LE LURIEN, 2.826m (Un coloso del valle de Ossau)

Viene de aquí: ver repor
El jueves nos desplazamos al otro lado de la frontera para ascender el Lurien, una cumbre altiva, en forma de una gran travesía. Aprovechamos la facilidad que ofrece el tren turístico de Artouste para subirlo por su cara más amable. El descenso, de un fuerte desnivel, lo efectuamos hacia el lago de Fabreges por su vía normal. El hecho de que el Midi d'Ossau, Palas o Balaitous lo circunden le convierte en una cima algo olvidada, pero eso no quita para que sea una pedazo montaña. Sin duda, un coloso del valle de Ossau.
Ubicación: Valle de Ossau, Pirineos, Francia.
Cima: Le Lurien (2.826m).
Desnivel: 950m de ascenso y 1.580m de descenso.
Distancia: 13km.
Duración: 6h.
Acceso: Partimos desde el lago de Artouste, al cual llegamos mediante el tren de cremallera turístico que sale desde el lago de Fabreges. Cruzamos la frontera a Francia por el puerto del Portalet y cogemos el desvío a mano derecha que indica lago de Fabreges (tras varios kilómetros de descenso). Aparcamos en la gran explanada que hay al lado de las casas y debemos coger el teleférico que asciende hasta el monte Sagette. De allí sale el tren. Nosotros compramos sólo el billete de ida (18 euros por persona, incluído el teleférico). Os dejo información acerca del tren: Artouste

View Larger Map
9:10. Llegamos a la nueve de la mañana a Fabreges, atestado ya de turistas. Nos calzamos las botas y compramos el billete del teleférico+tren turístico en la ventanilla. Es un servicio caro (18 euros por persona, sólo ida), pero nos va a permitir realizar una travesía muy maja. Nos montamos en el teleférico, que tarda diez minutos en llegar al collado que tenemos arriba.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Tenemos que esperar diez minutos a que salga el tren, así que aprovechamos para sacar una panorámicas desde la terraza.
Photobucket - Video and Image Hosting


El Midi, como casi siempre, destaca sobre los demás.
Photobucket - Video and Image Hosting


9:30. Nos montamos en el tren y comenzamos la ruta. Tras pasar un túnel, salimos a terreno despejado con el macizo de Gourette a la izquierda (norte).
Photobucket - Video and Image Hosting


El tren traquetea por una antigua vía minera. El folleto presume de ser el tren turístico que a más altura asciende de Europa (2.000m), pero en el del Jongfrau (Suiza) recuerdo que subimos hasta 3.400m.
Photobucket - Video and Image Hosting


El día está radiante.
Photobucket - Video and Image Hosting


Vemos alguna que otra marmota y también bonitas estampas.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


El bucólico valle de Soussouéou, seiscientos metros por debajo.
Photobucket - Video and Image Hosting


Primera aparición, majestuosa, del Palas.
Photobucket - Video and Image Hosting


Ahora con el Arriel.
Photobucket - Video and Image Hosting


10:25. Tras casi una hora finaliza el viaje del tren, que nos deja muy cerca del lago de Artouste. Retrocedemos uno metros y subimos al lago.
Photobucket - Video and Image Hosting


Mil metros más arriba, al oeste, tenemos la mole del Lurien.
Photobucket - Video and Image Hosting


10:30. Un camino empedrado nos lleva hasta el lago de Artouste. Nos separamos definitivamente del grupo, que ha venido a pasar la mañana en plan tranquilo, y salimos por un sendero diminuto hacia la derecha, dirección lagos de Arremoulit y collado de Arrious.
Photobucket - Video and Image Hosting


Enseguida salimos a otro sendero, más ancho, y nos desviamos a la derecha, como si retrocediéramos al tren.
Photobucket - Video and Image Hosting


No hacemos más que mirar atrás y sacar fotos al Palas...
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Un sendero, marcado con hitos, nos lleva cómodamente.
Photobucket - Video and Image Hosting


Al principio mantiene una dirección norte, y después gira al oeste.
Photobucket - Video and Image Hosting


11:00. Tras un tramo sin apenas desnivel, comienza a ganar altura en dirección al collado de Lurien. Adelantamos a tres francesas que están desayunando.
Photobucket - Video and Image Hosting


De ahí venimos.
Photobucket - Video and Image Hosting


11:15. Llegamos a un valle, preludio del collado de Lurien (flecha roja). El sendero atraviesa un caos de rocas por la derecha y ataca directamente la ladera herbosa previa al collado.
Photobucket - Video and Image Hosting


11:45. En una hora y cuarto llegamos al collado de Lurien (2.342m). Comemos algo mirando al sector del Tourettes.
Photobucket - Video and Image Hosting


11:55. A partir de ahora entraremos en contacto con la nieve. Debemos continuar unos metros hacia el oeste para unirnos al sendero que viene del lago de Lurien, en la otra vertiente (vía normal). La cima está a la izquierda (sur) del collado. Los hitos nos guiarán en todo momento.
Photobucket - Video and Image Hosting


El lago de Lurien, a nuestra derecha (noroeste). Por ahí bajaremos después.
Photobucket - Video and Image Hosting


Atravesamos este nevero y apuramos la pedrera hasta el final. Allí trazaremos una diagonal por la nieve para buscar el paso que supera, mediante un corta trepada, el muro rocoso.
Photobucket - Video and Image Hosting


Ahí abajo queda el collado.
Photobucket - Video and Image Hosting


Vamos por la pedrera.
Photobucket - Video and Image Hosting


Atravieso el nevero con bastante facilidad. Había restos de huella y el paso se marcaba con facilidad. La nieve está blanda.
Photobucket - Video and Image Hosting


12:15. Mi padre, de todas maneras, no lo ve claro y se da la vuelta. Tras una breve disputa dialéctica, sigo solo para arriba. Salgo del nevero tras una postura final un tanto atlética y giro unos metros a la izquierda, hasta casi llegar a la cascada. Se supera la barrera rocosa por la roca de color claro, efectuando una breve trepada de cinco metros hacia la derecha. Algunas guías lo catalogan como un paso de II, pero me parece exagerado. Hay muchos apoyos para pies y manos y no es un lugar expuesto. Tras la trepada, en buena roca, vuelve a aparecer el sendero con hitos.
Photobucket - Video and Image Hosting


La cumbre está justo encima de nosotros y a partir de ahora no ofrece respiro.
Photobucket - Video and Image Hosting


Un vistazo para atrás. Veo el lago de Lurien y, mucho más abajo, el de Fabreges.
Photobucket - Video and Image Hosting


Los neveros esconden el sendero, pero apuro la pedrera siempre que puedo. Veo unas huellas de frente y las sigo con mucho gusto. El terreno es pindio.
Photobucket - Video and Image Hosting


A la derecha despunta el Midi.
Photobucket - Video and Image Hosting


12:55. Alcanzo la roca y afronto una trepada, grado I, con mucha piedra suelta.
Photobucket - Video and Image Hosting


El terreno se suaviza y vuelven los hitos.Ya sólo me queda una última chimenea antes de llegar a la antecima.
Photobucket - Video and Image Hosting


La chimenea, también sencilla.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Ahí está la antecima.
Photobucket - Video and Image Hosting


13:10. Una extasiante vista me recibe. Suelto un par de gritos de euforia porque es el primer momento en el que siento que la cima va a caer.
Photobucket - Video and Image Hosting


A la derecha veo el corto tramo de cresta que me separa de la cumbre. Tiene algún paso aéreo, pero nada del otro mundo.
Photobucket - Video and Image Hosting


13:15. Le Lurien (2.826m), tras dos horas y tres cuartos de ascensión. El último tramo (sobre todo la nieve) ha complicado algo la ascensión, por lo que la sensación de haber hecho algo grande se dispara. Esta cima es, además, un mirador privilegiado.
Photobucket - Video and Image Hosting


Lo que he subido y el lago de Fabreges, mil seiscientos metros más abajo.
Photobucket - Video and Image Hosting


Me acerco hasta la estación de salida del tren cremallera.
Photobucket - Video and Image Hosting


Una panorámica hacia la zona de Gourette.
Photobucket - Video and Image Hosting


Palas y Balaitous. Esto es un escándalo.
Photobucket - Video and Image Hosting


Más ilustres. Estoy rodeado de ellos.
Photobucket - Video and Image Hosting


Detalle del Arriel, cuya última parte está libre ya de nieve. Otra cima insigne que tengo pendiente.
Photobucket - Video and Image Hosting


Otra panorámica, hacia el sur.
Photobucket - Video and Image Hosting


Al suroeste.
Photobucket - Video and Image Hosting


Al oeste.
Photobucket - Video and Image Hosting


El de siempe, el Midi, el rey del Pirineo. Sólo la Rein de Pombie guardaba nieve.
Photobucket - Video and Image Hosting


El lago de Artouste, a dos mil metros de altura y con noventa metros de profundidad.
Photobucket - Video and Image Hosting


Los lagos de Arremoulit.
Photobucket - Video and Image Hosting


13:25. Mi padre me está esperando en el lago de Lurien así que, tras unos breves estiramientos, inicio el descenso por el mismo camino. Destrepo las chimeneas con cautela y salgo a la nieve.
Photobucket - Video and Image Hosting


De ahí vengo. La nieve está blanda y bajo con rapidez.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


13:50. Llego al muro rocoso, que lo destrepo por el mismo sitio.
Photobucket - Video and Image Hosting


Os dejo una pano del paso y el camino por donde se supera.
Photobucket - Video and Image Hosting


Detalle del muro y de la cima.
Photobucket - Video and Image Hosting


La verdad es que es una cima elegante. Sientes orgullo de haberla hollado mientras la miras cuando desciendes.
Photobucket - Video and Image Hosting


14:15. El lago de Lurien. Aquí me junto con mi padre. Compartimos impresiones, le cuento mis peripecias camino a la cumbre y buscamos un sitio cómodo para comer.
Photobucket - Video and Image Hosting


Rodeamos el lago por la derecha y presenciamos un espectáculo único. Ya desde la distancia, hemos visto mucho movimiento detrás del lago. Son los buitres, que se están dando un festín con una res muerta.
Photobucket - Video and Image Hosting


Al principio se percatan de nuestra presencia y se alejan de la vaca. Pero enseguida vuelven. Era curioso observar la pelea entre ellos para acercarse al animal. De todas maneras, la vaca llevaba pocas horas allí porque los buitres apenas podían arrancar la carne.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


El resto espera su turno para comer. Una de las francesas de antes no quiere perderse el espectáculo, y comparte con nosotros la escena.
Photobucket - Video and Image Hosting


El encuadre con el lago y el pico es para guardarlo en la retina.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Detalle del muro rocoso, los neveros previos al tramo de escalada sencilla y la cima.
Photobucket - Video and Image Hosting


14:50. Iniciamos el largo descenso hasta el lago de Fabreges superando amplios pastizales en diferentes terrazas.
Photobucket - Video and Image Hosting


No paraba de caer agua.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


15:00. Llegamos a la cabaña de Lurien.
Photobucket - Video and Image Hosting


Con su sala, cocina con agua y habitaciones con colchones bastante sucios.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


El sendero desciende sin remilgos y castiga las rodillas sin cesar. Eso sí, el paisaje es de campeonato.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Allí arriba queda el Lurien.
Photobucket - Video and Image Hosting


El gran Midi.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Un lirio, el primero que vemos esta temporada, al lado del torrente.
Photobucket - Video and Image Hosting


Otro fondo de escritorio que regalo a los de Milka...
Photobucket - Video and Image Hosting


15:50. A punto de entrar al bosque.
Photobucket - Video and Image Hosting


Que tampoco ofrece descanso a las ya castigadas rodillas.
Photobucket - Video and Image Hosting


Mediante un zig zag constante.
Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


Photobucket - Video and Image Hosting


A punto de salir del bosque.
Photobucket - Video and Image Hosting


16:25. Llegamos a la carretera y giramos a la derecha para llegar a Fabreges.
Photobucket - Video and Image Hosting


Ahí nace el sendero, marcado por un poste marrón que indica 'Col du Lurien'.
Photobucket - Video and Image Hosting


16:30. Y punto final de la travesía tras seis horas de marcha.
Photobucket - Video and Image Hosting


Como regalo, una bella estampa del lago de Fabreges desde el aparcamiento.
Photobucket - Video and Image Hosting


Y os dejo el mapa.
Photobucket - Video and Image Hosting


LAS NOTAS (La escala es del 1 al 5):
DIFICULTAD: 4,5. Fuerte desnivel, aunque su mayor parte se concentre en el descenso. Atención al paso del muro rocoso, que exige cierta habilidad a la hora de desenvolverse en la roca. Sencilla trepada final.
BELLEZA DEL ITINERARIO: 5. Un recorrido de lo más variado, con lagos, pastizales, bosques frondosos y alta montaña. Una maravilla.
IMPORTANCIA DE LA CUMBRE: 5.
Regresamos a casa felices tras haber hollado el Lurien, un coloso del valle de Ossau.

4 comentarios:

guapeton dijo...

Enhorabuena ...
Es un itinerario bonito a una gran cima. Yo hice el mismo itinerario el año pasado

Un saludo de guapeton

Borja dijo...

Te superas en cada repor, compañero.
Y no lo digo por la cima conseguida, que también, sino por el detalle con que explicas las rutas.
Por cierto, el espectáculo de los buitres debió de ser impresionante!!

Iñaki Munain dijo...

Precisamente estuvimos con los niños y la cuadrilla el pasado finde en el Lac d'Artouste, subiendo en el trenecito. Mi amigo Txori hizo el Lurien dos veces. La primer vez con nieve dura (hubo un accidente, ya te imaginas, en las paslas finales...) y la segunda lo hizo solo para quiatarse la espina de aquella mala experiencia. Me llama la atención el detalle con elque trabajas las rutas, y tb que e acompañe tu aita. Qué gozada.

jefoce dijo...

Hola chicos, gracias a todos por los comentarios. La verdad es que el Lurien es una señora cima, que te deja un gran sabor de boca. Optamos por la opción de la travesía, aprovechando el tren cremallera. Sale caro, pero creo que merece la pena. Si no, sería una paliza considerable.
Para rematar la faena, tuvimos la suerte de presenciar el festín de losa buitres. Algo acojonante ver cómo se peleaban por un trozo de carne...
Un saludo.