jueves, 29 de julio de 2010

PEÑA TELERA, 2.753m (Paredes de vértigo)

Viene de aquí: ver repor
El jueves fue el turno de Peña Telera, una montaña hermosa, en la modalidad de travesía. El ascenso fue por su ruta normal: Lacuniacha, ibón de Piedrafita, corredor de Covacherizas y Paso Horizontal. Pese a la espectacularidad del terreno, y la sensación de constante verticalidad, en verano no presenta más misterio que el esfuerzo por conquistar su cúspide. Otra cosa será en condiciones invernales, claro está... No quise volver por el mismo sitio, sino que investigué por su ruta sur. Quería llegar al refugio del Barranco del Puerto para bajar después a Santa Elena. Y lo quería hacer atravesando la cueva del Forato, pero no hubo manera. No la encontré. Y me enrisqué. Hasta el punto de pasarlo mal durante unos minutos. Pero salí adelante. En la vida hay que hacerlo constantemente.
Ubicación: Sierra de la Partacua, Pirineos, Huesca.
Cima: Peña Telera (2.753m).
Desnivel acumulado: 1.461m en ascenso y 1.842m en descenso.
Distancia: 18,67km.
Duración: 9h y 45min.
Acceso: Partimos desde el parque faunístico de Lacuniacha, muy cerca de Piedrafita de Jaca. Hay que dirigirse al valle de Tena, de Biescas al norte, y cuando estamos rodeando el embalse de Búbal tomar por la izquierda la carretera que se eleva a Piedrafita de Jaca. Hasta Lacuniacha quedan casi dos kilómetros de ascenso por carretera y pista. El icono A marca el punto de partida.

Ver mapa más grande
7:40. Parto del Parque Faunístico de Lacuniacha (1.366m). Se deja el coche en el parking y se toma la pista restringida a los vehículos que asciende levemente (flecha roja).
Photobucket


Photobucket


Acorto la pista por estrechas trochas que serpentean entre el boj. La Peña Telera ya se muestra desafiante ante mí. Qué preciosidad.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Se deja atrás la campa donde se ubica el refugio de Telera, esta vez hay además campamentos de verano, y se llega a este redil verde. Es el momento de dejar la pista y torcer a la izquierda (sur) para buscar la base de la sierra. Tenemos tres puntos claves, de izquierda a derecha con las flechas rojas: la Forca de Covacherizas, el Paso Horizontal y el collado que separa Peña Parda de Peña Telera (la chimenea con las trepadas). Vamos a ir con calma. La emoción hay que dosificarla.
Photobucket


Photobucket


8:31. Ibón de Piedrafita (1.603m), en apenas cincuenta minutos desde Lacuniacha. Justo en la base de la sierra, es coqueto.
Photobucket


Se rodea por la derecha para ir ascendiendo por terrazas herbosas (flechas rojas).
Photobucket


Voy dejando el ibón debajo. ¿A que es coqueto?
Photobucket


Photobucket


Y el sendero hace revueltas para superar el desnivel. Se sigue bien. Y se empiezan con las primeras trepadas. Elementales.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Para acercarnos al temido corredor.
Photobucket


Apuro un nevero hasta el final y comienzo a subir por la pedrera.
Photobucket


En faena, como suele ocurrir, es menos fiero de lo que parece desde la distancia. Al principio, eso sí, hay que ir por la piedra fina y no se termina de coger el ritmo. Mi recomendación es progresar por la parte derecha, saltando de bloque en bloque. Iremos más cómodos. Y más rápido.
Photobucket


Photobucket


La excusa es mirar atrás para deleitarnos con el sector Soques-Garmo Negro.
Photobucket


Photobucket


Y seguimos para arriba. Tranquilidad, que tenemos todo el tiempo del mundo. Además, su aislamiento hacia el sol lo convierte en un lugar fresco.
Photobucket


Photobucket


Una mirada a lo recorrido.
Photobucket


Y los últimos metros.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


10:22. Forca de Covacherizas (2.335m), en menos de tres horas desde Lacuniacha. Cuando se sale se respira, uno se siente aliviado, pero enseguida la mente busca el siguiente objetivo. Otro punto temido, fatídico incluso en invierno: el Paso Horizontal (flechas rojas).
Photobucket


Pero hay que extasiarse también con el paisaje. Las flechas rojas señalan la ubicación del ibón de Piedrafita (izq.) y el embalse de Búbal (der.).
Photobucket


Por detrás queda la mole de la Corona del Mallo.
Photobucket


Así que desde la Forca se gira a la derecha, se destrepan dos pasos sencillos y se llega al inicio del Paso Horizontal.
Photobucket


Hay que recorrer durante quince minutos la base septentrional de Peña Parda. Se hace mediante un estrecho pero pisado sendero, que no tiene mayor misterio en verano. A nuestra derecha hay un patio considerable, pero se recorre bien.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Vista atrás. La foto engaña; no hay sensación de inseguridad durante el trayecto. Obviamente, en invierno esto será un tobogán sin freno.
Photobucket


Se sigue adelante con decisión. Un pequeño nevero me obliga a perder algo de altura, pero hay hitos y sendero en todo momento.
Photobucket


Photobucket


Otra vista atrás.
Photobucket


E insisto, tras quince minutos de travesía, se alcanza la piedra de color marrón, preludio de la trepada por la chimenea. Otro nevero me obliga a dar un rodeo.
Photobucket


Y se alcanza la base de la chimenea. Se puede subir por cualquiera de las dos esquinas. Es más fácil la izquierda, pero me veo bien y opto por la derecha.
Photobucket


Tras alguna que otra postura un tanto atlética, salgo a una zona menos inclinada.
Photobucket


Photobucket


Un vistazo para abajo.
Photobucket


Y otro para arriba.
Photobucket


Bien, se llega a una especie de collado con la cima a la derecha. Hay dos opciones: apurar el valle y girar después a la derecha o coger la cresta a la derecha. Opté por esta segunda.
Photobucket


En este collado hay edelweiss por doquier.
Photobucket


Este tramo se hace pesado porque uno ya ansía la cima, pero todavía queda. Y el terreno es pindio.
Photobucket


Se sale a uno de los corredores de la sierra. El paisaje impacta.
Photobucket


Y se va superando el desnivel con paciencia.
Photobucket


Photobucket


Hasta acariciar la cumbre. Por fin.
Photobucket


Photobucket


11:56. Peña Telera (2.753m), en cuatro horas y cuarto desde Lacuniacha. Se repiten las sensaciones de la Pala de Ip, del Sesques, de Tendeñera, del Lurien, del Perdido, del Aneto, del Posets, del Cilindro, del Casco... En definitiva, puro sentimiento de alegría. Uno de los instantes más efímeros de la vida, por otra parte.
Photobucket


Photobucket


Otro mirador soberbio. Da gusto ver el Pirineo desde aquí.
Photobucket


Photobucket


Vignemale, Ordesa, Tendeñera...
Photobucket


Photobucket


Me acerco a Peña Oroel.
Photobucket


Y a Collarada.
Photobucket


Y a la Pala de Ip con la Punta Escarra.
Photobucket


Y al Midi.
Photobucket


Y al Palas con el Balaitous.
Photobucket


Y a Picos del Infierno-Garmo Negro.
Photobucket


Y a Vignemale.
Photobucket


Y al embalse de Tramacastilla.
Photobucket


Y al de Búbal.
Photobucket


Ordesa y Tendeñera.
Photobucket


Después de semejante atracón, decido parar y comer algo.
Photobucket


Y me entretengo con la variada flora. En pocas cimas pirenaicas he visto tantas flores. Y tan distintas.
Photobucket


Photobucket

Photobucket


Para el descenso nos fijaremos en la Peña Parda y en su sendero que lo flanquea por el oeste (flechas rojas).
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Primero se buscará la manera de salvar una pared mediante la ayuda de los hitos.
Photobucket


Ahí queda Peña Telera.
Photobucket


Y nos asomamos a la cara meridional de Peña Parda. Hay hitos y los seguimos gustosamente.
Photobucket


La Peña Gabacha. Airosa.
Photobucket


Y el refugio de Usabas, a sus pies. Hasta ahí llega la pista de Yosa de Sobremonte y Santa Elena.
Photobucket


Los hitos bajan considerablemente y el terreno es inestable. Hay que tenerlo claro en este punto.
Photobucket


Photobucket


A mí me interesa salir a aquella colina herbosa (flecha roja). Para ello debo primero bajar a suelo firme y atravesar después una zona kárstica. La foto engaña, porque todo parece muy cercano pero no es así.
Photobucket


Pierdo los hitos por un momento y busco bajar a suelo firme. Así que destrepo esta chimenea de escasos agarres, bastante vertical (grado III). Apuré las presas y di un pequeño brinco.
Photobucket


Recupero después los hitos y sigo rodeando Peña Parda fijándome en la colina herbosa.
Photobucket


Photobucket


Y destrepo otra chimensa herbosa, la del camino normal que rodea Peña Parda. Ésta mucho más sencilla.
Photobucket


Desde abajo.
Photobucket


Siempreviva de montaña.
Photobucket


Y más motivos florales.
Photobucket


Atravesar la zona kárstica me cuesta porque no encuentro camino y tengo que sortear las dificultades con paciencia.
Photobucket


Photobucket


Y destrepar otra chimenea muy estrecha, que me obliga a quitarme la mochila.
Photobucket


Me paro a comer en una zona tranquila, donde veo el entorno recorrido y la Forca de Covacherizas (flecha roja).
Photobucket


Tengo la colina herbosa a tiro.
Photobucket


Que la bordearé por senderos de ganado por el sur (flecha roja).
Photobucket


Más entorno.
Photobucket


Photobucket


Después se trata de bajar a otra loma redondeada y girar a la izquierda para pasar al lado del abrevadero (flechas rojas).
Photobucket


14:47. Abrevadero (1.950m). Cogemos un sendero horizontal que faldea al este.
Photobucket


Photobucket


A mano derecha vemos a vista de pájaro el refugio del Barranco del Puerto.
Photobucket


Se pasa al lado de unas pintorescas peñas.
Photobucket


Y llego a un punto que idetifico como la Brecha de Cochaldo. Ahora, en casa, creo que me equivoqué.
Photobucket


Sabía que el terreno de ahora en adelante iba a ser áspero, compuesto por erizones y piedra suelta. Pero me metí en el infierno.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Veía cerca el refugio, pero no hacía más que enriscarme.
Photobucket


Hasta que el final, tras varios intentos, logré bajar al valle. Lo suyo me costó.
Photobucket


Photobucket


16:19. Refugio del Barranco del Puerto (1.556m). Sano y salvo.
Photobucket


Cojo la pista al este y me fijo en el entorno de la cueva. Por ahí debe de andar. Una lástima. No la encontré.
Photobucket


Ya sobre la pista, sólo debo tener paciencia para llegar al valle.
Photobucket


Al principio no hay manera de atajar la pista, pero luego tomo los hitos y sus atajos correspondientes.
Photobucket


Y el desvío clave, que me llevará a Santa Elena.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


17:25. Fin de la epopeya en casi diez horas. Aprovecho que mis padres están de vacaciones en el valle para pegarles un toque y me llevan al coche de Lacuniacha. El mal trago anterior no debe empañar una travesía histórica. Me quedo con la alegría de la Peña Telera. Ganas tengo de volver a mirarla de frente para saber que he estado ahí arriba...
Photobucket


Y os dejo el mapa.
Photobucket
Y os dejo el perfil.
Photobucket
Y en wikiloc os dejo el track: ver track

LAS NOTAS (La escala es del 1 al 5):
DIFICULTAD: 5. Se trata de una travesía dura, compleja, que requiere de mucha soltura en la alta montaña. El itinerario de ida es vertical y presenta algunos puntos aéreos que pueden desanimar a los menos entrenados o habituados a las alturas. El descenso es largo e incómodo y no se seguirá bajo ningún concepto el tramo entre la Brecha de Cochaldo y el refugio del Barranco del Puerto. Recomiendo bajar directo a la pista.
BELLEZA DEL ITINERARIO: 5. La dificultad no quita para que podamos disfrutar como enanos. Esta cima hace ilusión por lo bonita que es y por las dificultades que opone. Sensación de verticalidad en todo momento. Panorámica de primer oden.
IMPORTANCIA DE LA CUMBRE: 5.
Ya ven que hubo que pasar al lado de muchas paredes. Unas paredes de auténtico vértigo.

2 comentarios:

Valentín. dijo...

Impresionante!!!, me encanta esa montaña, espero poder subirla algún día.
Felicidades por ese pedazo ruta y saludos!!!

jefoce dijo...

Buenas tardes Valentin, gracias por el comentario. La verdad es que es una montaña que magnetiza, y deja un poso de haber hecho algo grande. Inténtalo un día que te veas fuerte. Suerte.