viernes, 10 de julio de 2009

SANDINIÉS, LATAS, SATUÉ Y JAVIERRE DEL OBISPO (De vuelta a casa)

Viene de aquí: ver repor
Y aquí: ver repor
Y aquí: ver repor
Y aquí: ver repor
Sólo nos quedaba regresar a casa, siempre la peor parte de los viajes. Por eso buscamos un aliciente y, siguiendo con la tónica de la jornada del Sobremonte, nos dedicamos a seguir conociendo bellos rincones de la comarca. No son muy visitados ni conocidos. Por eso nos acercamos a ellos. La primera parada fue en Sandiniés.
Ubicación: Valle de Tena y comarca del Alto Gállego, Pirineos, Huesca.
Acceso: Desde Sallent descendemos por el valle de Tena hasta Escarrilla. Tras pasar el túnel, justo a la entrada de Escarrilla, parte por la derecha una empinada y estrecha carretera que lleva a Sandiniés. También se puede acceder desde Tramacastilla de Tena.

Ver mapa más grande
Con medio centenar de habitantes y enclavada en una balconada con bellas vistas sobre la sierra de la Partacua y Tendeñera se asienta Sandiniés (1.294m). Nos recibe su iglesia parroquial.
Photobucket


Vistas hacia Peña Roya, Peña Blanca y Sabocos.
Photobucket


Photobucket


Damos un paseo por el pueblo, que vive tranquilo, y más a estas horas tempranas.
Photobucket


Nos fijamos en el macizo del Garmo Negro, desde las alturas de Sandiniés.
Photobucket


El pueblo consta de casas robustas, decoradas con gusto.
Photobucket


Photobucket


Nos desplazamos después a Latas, en la zona de Sabiñánigo, otro enclave que vive alejado de la muchedumbre. Hay que dejar a un lado Sabiñánigo, ir hacia Huesca y coger a mano izquierda el desvío que lleva a varios pueblos, entre ellos Latas, Satué y Javierre del Obispo. Os dejo el acceso:

Ver mapa más grande
Latas consta de seis vecinos y se halla a novecientos metros de altitud con una bonita vista sobre el barco varado de la Jacetania (al fondo, Peña Oroel). El acceso desde Sabiñánigo presenta una primera parte muy elegante, muy cuidada, en lo que respecta a la carretera. ¿La razón? Pues que cerca se sitúa la lujosa urbanización Las Margas golf, que se aprecia sobre la mitad de esta imagen. Desde el desvío a la urbanización, la carretera vuelve a un estado precario...
Photobucket


Parlamentamos sobre la vida con el pastor de este rebaño, un simpático lugareño.
Photobucket


La iglesia de San Martín, que tiene el cementerio pegado.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Volvemos al coche y vamos a Satué, ubicado en lo alto de un promontorio, siguiendo la carretera que lleva finalmente a Oliván pasando por Lárrede. Os dejo el acceso:

Ver mapa más grande
Nada más bajar del coche nos fijamos en la cara meridional de la Peña Telera, bien escoltado por Peña Parda.
Photobucket


Varios obreros están pavimentando la calle principal del pueblo, a poco más de novecientos metros de altura, y que contaba con siete habitantes hace unos años. Visitamos su iglesia mozárabe de San Andrés, una auténtica joya.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Finalmente, nos acercamos al próximo Javierre del Obispo. Os dejo el acceso:

Ver mapa más grande
Llegamos y nos recibe un rebaño de ovejas.
Photobucket


Photobucket


El paseo nos lleva a conocer su iglesia.
Photobucket


Photobucket


Otro pueblo tranquilo, desde luego...
Photobucket


La guinda la pone la Peña Oroel, desde cualquier rincón de Jaca.
Photobucket


Foto que pone el punto final a nuestra experiencia por Sallent. El tiempo no nos dejó hacer todos los planes previstos, pero eso no nos impide seguir disfrutando de la vida.

2 comentarios:

Jose Ramon Txintxurreta dijo...

Bonitas excursiones os habéis marcado por Huesca, un lugar mágico sin duda.
Saludos

jefoce dijo...

Gabon Jose Ramón, gracias por el comentario. Lo hemos pasado bien, aunque había planes más ambiciosos. La meteorología no estuvo muy amable; esperemos darle la vuelta a la tortilla esta semana...