miércoles, 8 de julio de 2009

MARDAS Y MONTAGNON D'ISEYE (¿Paraíso lacustre?)

Viene de aquí: ver repor
El miércoles fue una jornada agridulce. Salió un día raso en Sallent y nos las prometíamos felices, pero a veces no todo sale como uno lo había planeado. Descartado el primer plan de recorrer el circo de Aneou descendimos hasta el valle francés de Ossau, en concreto hasta la pintoresca aldea de Goust, para conocer el circo del Montagnon d'Iseye. Subimos a su máxima elevación y a su cima más célebre, pero lo hicimos en compañía de la niebla en el tramo final. Un grupo de coquetos lagos jalonan la zona superior del macizo, pero no lo pudimos contemplar a la perfección. Por eso me hago la pregunta en el titular...
Ubicación: Valle de Ossau, Pirineos, Francia.
Cimas: Mardas (2.178m) y Montagnon d'Iseye (2.163m).
Desnivel acumulado: 1.712m.
Distancia: 20,5km.
Duración: 8h y 10min.
Acceso: Partimos desde la aldea francesa de Goust, en el valle de Ossau. Desde Sallent de Gállego hemos de cruzar la frontera hacia Francia por el alto del Portalet y descender hacia el norte. Pasamos el entorno de Fabreges, Gabas y la central hidroeléctrica de Miegebat. Antes de llegar a Laruns, tenemos un desvío a mano izquierda. Una estrecha carretera asciende a Goust. Avanzamos por la vía principal, nos incorporamos a otra por la izquierda y aparcamos en el cercano cruce.

Ver mapa más grande
9:47. Hemos dejado el coche en una esquina de la vía (887m), detrás del blanco, e iniciamos la marcha por el camino de la izquierda, que se eleva a una cercana casa.
Photobucket


Seguiremos las indicaciones hacia la cabaña de Besse.
Photobucket


Éste es el pintoresto entorno de Goust, una pedanía que pertenece a Laruns y que cuenta con dos historias muy interesantes. Fue declarado en el siglo XIV una república independiente, la más pequeña del mundo con una sola milla. Su gobierno consistía en un consejo de ancianos compuesto por 3-12 ciudadanos, "que deciden todas las controversias y que son los únicos jueces de la conveniencia de los matrimonios entre los jóvenes del lugar y los de los países de nuestro entorno". Aunque de facto forman parte de Francia, no hay ningún documento que certifique su anexión. Es una cosa curiosa. Os dejo más información: ver link
Photobucket


El repecho por el camino herboso nos ha traído a la casa que a más altura se halla en Goust. Estamos atentos por la izquierda al camino, que sigue un rato entre helechos para penetrar enseguida en el tupido bosque de Satsasoire.
Photobucket


Photobucket


Aprovechamos cualquier resquicio para asomar la cabeza y sacar, por ejemplo, al pic de Cezy.
Photobucket


Y seguimos ganando altura de forma constante, ahora buscando el norte.
Photobucket


Photobucket


Salimos momentáneamente del bosque, y tenemos el altiplano de Goust a la derecha. Buen momento para contarles otro detalle tremebundo de este paraje.
Photobucket


Su aislamiento ha provocado una curiosa costumbre funeraria. Cuando muere una persona, su ataúd es enviado ladera abajo a través de una tolva, y es recogido en la parte de abajo para su entierro en Laruns. Para las bodas y bautizos no debía de haber problemas para recorrer la distancia entre Goust y Laruns (7km), pero claro, para arrastrar un ataúd tuvieron que darle a la imaginación...
Photobucket


En esas cosas vamos pensando mientras avanzamos por el bosque.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


El altiplano de Goust. Consta de una docena de casas. Pudimos ver a dos mujeres.
Photobucket


Photobucket


10:30. Cuando ganamos un alto, salimos del bosque a un claro. Estamos en el plateau de Lusque (1.206m) y el sendero, entre el helechal, gira a la izquierda.
Photobucket


Photobucket


Dejamos una antena con su caseta a la izquierda.
Photobucket


Y volvemos a penetrar en el bosque, esta vez ladeando durante un buen rato y siguiendo la dirección oeste.
Photobucket


Cazamos desde un claro el sector del Soques, en plena divisoria. Allí sigue el día radiante.
Photobucket


11:06. Tras un duro zig zag salimos al col de Besse (1.441m), donde el camino otra vez llanea. Nos viene bien para tomar un respiro.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Vemos que por aquí las nubes empienzan a hacer de las suyas. El rictus facial se nos cambia; es inevitable. Y vemos L'Escalá, el pico clave para acceder a la zona de los lagos de altura.
Photobucket


Photobucket


Cruzamos una regata.
Photobucket


11:30. Y salimos a unas campas, en una zona denominada como le Fond de Besse (1.482m). De frente tenemos la muralla de L'Escalá y la zona por donde se puede acceder a los lagos (flecha roja). Justo detrás están las cimas de hoy. Lo vemos muy empinado, así que lo dejamos quizá para la vuelta. Eso hizo en su día Jean Paul Dugene en una actividad de mucho mérito: ver repor
Photobucket


El sendero penetra por ahí al bosque.
Photobucket


Photobucket


Unos asfódelos con L'Escalá.
Photobucket


Photobucket


La trocha gira ahora al este y se dirige a la cercana cabaña.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


11:49. Cabaña de Besse (1.554m), en apenas dos horas desde Goust. Antes de llegar a ella, hay un pequeño manantial que emana agua.
Photobucket


Cuenta con bonitas vistas hacia el macizo de Gourette.
Photobucket


Y otros colosos del Pirineo francés. He aquí un gran momento de emoción.
Photobucket


Tras picar un poco, seguimos camino. Alternamos tramos de bosque con vistas sobre el circo de Besse.
Photobucket


Photobucket


Y nos introducimos en otro bosque espectacular. Era precioso.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


A su salida seguimos disfrutando de las vistas, aunque comenzamos a dudar seriamente con el tiempo...
Photobucket


Photobucket


Aunque algunas veces, muchas veces, somos felices con muy poca cosa. Hasta siempre, Jean Pierre.
Photobucket


12:22. Llegamos sin más sobresaltos al col de Besse (1.691m), donde vamos a dejar la pintura amarilla que nos ha acompañado desde Goust y que lleva a Laruns por la cabaña de Arriutort.
Photobucket


Marcharemos por la cresta de la izquierda, la del Montagnon de Besse o Taillandere (flechas de la izquierda), y volveremos por el sendero de la derecha (flecha de la derecha). Es mucho más rápido el camino de la derecha (norte), aunque avanzar por la cresta no presente complicaciones de ningún tipo.
Photobucket


Echamos un vistazo al norte.
Photobucket


Otra vez el Midi. Imponente.
Photobucket


Por lo tanto, vamos por la cresta.
Photobucket


La cabaña de Arriutort.
Photobucket


Detalle de un rododendro en flor.
Photobucket


La niebla juguetea desde hace rato por el entorno de L'Escalá. No vemos las cimas. En realidad, no las hemos visto en todo el día. Empiezo a resignarme.
Photobucket


12:45. Tras afrontar unos breves tramos de sencilla trepada, llegamos a un punto donde podemos descender al valle de la derecha (norte). Vemos que la progresión por ahí parece ser más sencilla y rápida (flechas rojas).
Photobucket


Así lo hacemos, mientras nos fijamos en el empinado corredor (flecha roja) que da acceso a los lagos.
Photobucket


Cogemos, pues, ese sendero.
Photobucket


Y nos vamos acercando a la base del corredor.
Photobucket


Photobucket


Comemos con más fundamento, mientras nuestras esperanzas de ver el sol se esfuman. Nos vamos a pegar al extremo izquierdo del corredor (sur), aunque también vemos trazas de senda por el límite septentrional.
Photobucket


Photobucket


El camino que seguiremos.
Photobucket


Photobucket


Salimos al corredor en su vertiente más severa. Un sendero, magníficamente tallado, da varias revueltas y sube a los lagos.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


13:54. Lac du Montagnon (2.003m). Esto es un paraíso lacustre. Tiene que serlo...
Photobucket


He marcado los tiempos de la normalmente acalorada confrontación dialéctica con mi padre y nos dividimos. El desnivel a superar es importante hasta los lagos (más de 1.100 metros) y se hace pesado llegar hasta aquí. Sigo al oeste, buscando una senda que lleva a la zona somital.
Photobucket


Restos de un caballo. Debía de morir recientemente, porque el hedor era insoportable.
Photobucket


El camino gira a la izquierda (sur). Un nevero lo atasca, lo corta, pero busco su extremo diestro para superar la pendiente con mucho esfuerzo.
Photobucket


La jugada vista desde arriba (vine por la flecha roja). Hubo que sudar en este tramo...
Photobucket


Alcanzado un llano, giro a la derecha. Me es difícil orientarme, pero sé que las cimas están cerca. El GPS me echa una mano...
Photobucket


Gano el collado y giro a la izquierda (sur).
Photobucket


Voy a por el punto culminante del macizo.

Photobucket


14:17. Mardas (2.178m), en cuatro horas y media desde Goust. Había soñado mucho con la panorámica desde esta cima. Es el trozo del Pirineo que estoy descubriendo en esta fase de la vida, lo único que me importa ahora mismo, y quería ver desde aquí los siguientes objetivos. Por eso creí que mi rostro iba a ser más triste...
Photobucket


Me sirvo de una foto que me envió ilargibetea (una prestigiosa forera de la web de Mendiak) para enseñaros lo que se puede ver desde aquí. Paraíso lacustre, ahora podemos quitar las interrogaciones.
Photobucket
Pues nada, tengo todavía media hora para regresar al punto donde me espera mi padre. Voy a por el Montagnon d'Iseye, la cumbre más emblemática de este sector. Sólo he de retroceder al collado y seguir recto, al norte.
Photobucket


Sorprendo a una manada de caballos.
Photobucket


Photobucket


El terreno se enrisca hacia los lagos, al este, y debo avanzar con prudencia por la niebla.
Photobucket


Photobucket


14:30. Montagnon d'Iseye (2.163m). Un hito, al igual que en el Mardas, preside la cumbre. Estoy solo. He dejado a los caballos atrás y también a la marmota que me ha sorprendido en pleno collado. Dejo el Table de Ponce (2.159m) para otra vez. Quería acercarme hasta él porque es un balcón privilegiado para ver de cerca el Bergon y La Marere. Era una imagen importante, valiosa. Otro día...
Photobucket


De modo que bajo por el mismo camino hasta el nevero. Ahora bajo por el otro lado del nevero, con cuidado, sorteando pindias laderas.
Photobucket


Dejo este entorno.
Photobucket


Photobucket


Me uno a mi padre, después del corredor, y barajamos la posibilidad de descender por otro camino. No lo vemos claro. Tras un rodeo volvemos a la llanura de antes y vemos cómo alcanzaremos el col de Besse (flechas rojas).
Photobucket


Lo hicimos después de parlamentar con un par de jubilados franceses, muy simpáticos y risueños.
Photobucket


15:43. Otra vez en el collado.
Photobucket


Ya por camino conocido.
Photobucket


Detalle de una lathraea clandestina.
Photobucket


El bosque es acojonante.
Photobucket


Ya divisamos la cabaña.
Photobucket


16:05. Comemos más y la visitamos. Tenía dos habitáculos con colchones, mesa y sillas y chimenea con utensilios de cocina.
Photobucket


Photobucket


Sus normas: refugio accesible a todos, ocupación limitada a una noche, prioridad para los pastores y petición de descender la basura que se genere al valle. Ésta última parte es la que España no ha aprendido nunca.
Photobucket


Con bastante humedad en el ambiente, emprendemos el descenso a Goust. Nos cruzamos con una cuadrilla de jóvenes galos que van a pasar la noche en tiendas de campaña.
Photobucket


Bajamos raudos.
Photobucket


En la antena del plateau de Lusque.
Photobucket


Y en la parte final nos dedicamos a sacar Goust desde varias poses. Nos gustan todas...
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


17:57. Llegamos a Goust tras más de ocho horas de marcha. Muy cansados, pero contentos. Era el plan que más me atraía. La satisfacción no pudo ser plena, pero la zona es una pasada.
Photobucket


Y os dejo el mapa.
Photobucket


Y os dejo el perfil.
Photobucket


Y en wikiloc os dejo el track. Se me acabaron las pilas doce minutos antes del final del recorrido, pero al ser de ida y vuelta y terminar en el punto de partida, no pasa nada: ver track

LAS NOTAS (La escala es del 1 al 5):
DIFICULTAD: 4,5. Recorrido muy exigente por su longitud y dureza. Se puede trazar un acceso muy directo desde le Fond de Besse a los lagos, pero el esfuerzo físico tiene que ser portentoso. El corredor es duro, pero se sube bien.
BELLEZA DEL ITINERARIO: 4. Con un día despejado no tenemos duda de que le pondríamos la máxima nota, pero hemos de ser serios. Aunque nos duela.
IMPORTANCIA DE LA CUMBRE: 4.
Aún no lo sabíamos, pero el recorrido iba a pasarnos factura física. Lo produjo el entorno del Iseye y el Mardas. Sin tapujos: el paraíso lacustre. Continuará...

3 comentarios:

xav dijo...

el montagnon es perfecto lago en forma de corazon!!!

monax...

Joan González dijo...

HOLA,, LAGOS DE INCREIBLE BELLEZA Y EL BOSQUE ES UNA PASADA

SALUT
JOAN

jefoce dijo...

Buenas noches pareja, gracias por los comentarios. Joan, es una ruta muy completa. Típica del Pirineo francés.

Monax, c'est unne randonnee magnifique. Mais le brouillard, la brouillard...