martes, 2 de junio de 2009

SAN MILLÁN, 2.131m (Burgos, patria querida)

Iniciamos esta semana en la provincia de Burgos con la ascensión a su techo mediante una circular elegante y variada por su vertiente septentrional. El refugio de Zarcia fue el punto de partida y después recorrimos todo el río Urbión hasta salir a los canchales, desde donde la cima ya está a mano. El descenso fue espectacular por las majadas y, sobre todo, la senda de las cascadas, aunque requiere de atención. Mucha atención. Ésta fue nuestra experiencia en Burgos, patria querida.
Ubicación: Sierra de la Demanda, Burgos.
Cima: San Millán (2.131m).
Desnivel acumulado: 1.330m.
Distancia: 16km.
Duración: 6h y 50min.
Acceso: Partimos desde el refugio de Zarcia, en la pista que se halla al norte de Santa Cruz del Valle Urbión. Desde Donostia salimos dirección Madrid por la N-1. Pasamos Vitoria y después de Armiñón cogemos la N-124 dirección Logroño hasta llegar a Haro. Seguimos las indicaciones a Burgos pasando por Santo Domingo de la Calzada y Belorado, donde torcemos a la izquierda para llegar a Pradoluengo. Siguiendo dirección Burgos llegamos a Santa Cruz del Valle Urbión. Cogemos la carretera, luego pista, que se interna por el sur. Dejamos el camino de Alarcia (por la derecha) y llegamos al refugio. Ojo, porque el mapa señala Santa Cruz del Valle Urbión.

Ver mapa más grande
1) Lunes, 1/VI: En dos horas y media llegamos a la localidad burgalesa de Pradoluengo (962m, 1.500 habitantes), cuna del ex ministro del Interior José Luis Corcuera. Nos alojamos en el hostal Adela (ver web), cuya terraza vemos al lado del último coche.
Photobucket


Pradoluengo ha vivido de la industria textil (calcetines), pero ésta no pasa por su mejor momento. Al parecer, la superproducción por parte de la población china les ha pasado factura. En nuestro paseo vespertino pudimos comprobar cómo, efectivamente, muchos comercios minoristas han cerrado ya sus puertas...
Photobucket


Un bonito parque.
Photobucket


Donde vimos varios pavos reales.
Photobucket


Los últimos rayos de sol rebotan en este chalet.
Photobucket


Nos gusta recorrer todos los recovecos cuando visitamos un pueblo por primera vez. Cada esquina nos sorprende.
Photobucket


El quiosco y la iglesia. Entramos a cenar al hostal y nos acostamos.
Photobucket


2) Martes, 2/VI: El amanecer es frío en Pradoluengo (5º) y el día, radiante. Me asomo desde la habitación para fotografiar la parroquia de La Asunción de Nuestra Señora.
Photobucket


8:15. Y desde Santa Cruz del Valle Urbión (a 4km de Pradoluengo) cogemos la pista que lleva al refugio de Zarcia, donde nos saludan dos caballos. Iniciamos la marcha.
Photobucket


A escasos cincuenta metros arribamos al área recreativa, donde este cartel nos echa una mano. Seguiremos la primera ruta.
Photobucket


Cruzamos el río Urbión por primera vez. Y las veces que lo haremos...
Photobucket


El comienzo se nos hizo duro porque, pese a que el camino es muy cómodo, hacía sólo dos grados... En esta bifurcación, vamos por la izquierda.
Photobucket


Al techo de Burgos también se le conoce como El Torruco.
Photobucket


Marchamos rápido porque la temperatura es muy fría.
Photobucket


Photobucket


Primer puente rústico.
Photobucket


Estamos en Río Mayor, donde por la derecha parte la senda de las cascadas. Nosotros seguimos de frente; después volveremos por la derecha.
Photobucket


Tenemos poca luz, pero nos las apañamos como podemos para fotografiar el río Urbión. Estaba precioso.
Photobucket


Y constantemente cambiamos de orilla.
Photobucket


Hasta que desde un claro vemos el San Millán junto al collado al que saldremos (flecha roja).
Photobucket


¿Os he presentado ya al río Urbión?
Photobucket


Otro puente sobre el río Kwai... Digo, el río Urbión.
Photobucket


Photobucket


Pasamos, de verdad, por unos rincones acogedores.
Photobucket


8:48. Sobre la media hora de marcha, llegamos a Choza Guarra (1.101m).
Photobucket


Photobucket


Penetramos en un hayedo precioso.
Photobucket


Y seguimos ganando poca altura, pero vadeando el arroyo una y otra vez. Hay que estar atentos a los hitos.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Llegamos a otra choza construida piedra sobre piedra.
Photobucket


Photobucket


Ya son más de las nueve y el calor se hace notar. Todavía no hemos salido al sol, al abrigo del hayedo hemos venido, pero el día es fabuloso.
Photobucket


Ahí tenemos el objetivo.
Photobucket


Apuramos los últimos metros del hayedo.
Photobucket


Para ver esta cascada.
Photobucket


Y salir a terreno despejado.
Photobucket


9:57. El terreno cambia por completo; estamos en las majadas de San Millán (1.619m).
Photobucket


Unos canchales enormes, que iremos superando poco a poco (hitos). Saldremos a aquel colladete (flecha roja). Nos damos crema solar ante la que se avecina...
Photobucket


Por ahí baja el río Urbión.
Photobucket


Vamos ganando pequeñas campas de diferentes niveles.
Photobucket


Al ganar otra campa, en una zona un tanto difusa, vemos que el camino se divide en dos. El más socorrido asciende a un collado noroccidental del San Millán pasando por su laguna homónima. Estudiamos las opciones y vemos que nos convence el derecho, el directo, el que sale a la izquierda de la cumbre (las flechas rojas señalan el itinerario).
Photobucket


Después de un breve tentempié emprendemos camino.
Photobucket


Con la ayuda de hitos vamos ganando altura, ahora de manera acusada.
Photobucket


Fijaros dónde queda el punto de partida (flecha roja).
Photobucket


Cruzamos el nevero gustosamente camino del colldo (flecha roja).
Photobucket


Photobucket


11:09. El Portillo (2.025m).
Photobucket


Photobucket


Nos asomamos a la zona meridional, completamente nueva para nosotros. Allá asoma el techo de la sierra de la Demanda, el San Lorenzo (2.262m).
Photobucket


Pasamos a la vertiente meridional, giramos a la derecha y comenzamos a subir la última parte.
Photobucket


Pero no tiramos hasta el final. Vemos que un ramal gira a la derecha y vuelve a la zona norte.
Photobucket


Un acierto pleno, porque llegamos a la cumbre de manera elegante.
Photobucket


La otra gran cumbre de esta sierra.
Photobucket


Rincones espectaculares camino a la cima.
Photobucket


Photobucket


Zoom a la laguna de San Millán.
Photobucket


Ya tenemos la cima a tiro.
Photobucket


Photobucket


11:26. San Millán/El Torruco (2.131m), en tres horas y diez minutos desde Zarcia. Es el noveno techo del Estado que hollamos.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Una bonita leyenda.
Photobucket


La cruz en homenaje a las gentes de Santa Cruz del Valle Urbión. Bonita foto para apreciar el valle recorrido.
Photobucket


Santa Cruz del Valle Urbión.
Photobucket


Pineda de la Sierra, en el extremo occidental. Otro clásico acceso para hollar esta cima.
Photobucket


El embalse de Arlanzón.
Photobucket


El cordal que lo comunica con el Trigaza.
Photobucket


Pano hacia el este. La flecha roja indica el San Lorenzo.
Photobucket


Otra al sur. La flecha roja indica la Muela de Urbión (2.228m).
Photobucket


Detalle del San Lorenzo.
Photobucket


Y el Urbión.
Photobucket


Un par de belenes.
Photobucket


Photobucket


11:45. Tras comer con más fundamento, iniciamos el descenso por su cordal occidental.
Photobucket


Photobucket


Caminaremos un buen trecho hacia el Trigaza, pero sin llegar a él.
Photobucket


A medida que avanzamos por el cordal, tenemos una bonita vista del San Millán.
Photobucket


Photobucket


Ahí abajo con la laguna.
Photobucket


Nos llama la atención cómo los pinos no crecen a lo alto, sino a lo ancho.
Photobucket


Llegamos al collado Flecho (1.900m).
Photobucket


Photobucket


Y superamos ahora un breve repecho.
Photobucket


Ahí se queda el San Millán, en una imagen poderosa.
Photobucket


Photobucket


Es en ese punto (flecha roja) donde abandonaremos el cordal para descender bruscamente.
Photobucket


12:24. Este cartel (1.974m) será la clave para la referencia.
Photobucket


Giramos a la derecha, pues, y vamos para abajo con decisión. Es una zona de matorral bajo, con algunos hitos, recorrida por una trocha irregular.
Photobucket


La apuraremos hasta alcanzar ese claro herboso, donde giraremos a la izquierda para unirnos a la senda de la izquierda de la foto, que nos llevará a la flecha roja del fondo (majada Gárrula).
Photobucket


Esta especie de brezo lo inundaba todo en las zonas bajas.
Photobucket


Desde el claro herboso nos fijamos en el San Millán. Siempre nos gusta echar un ojo al objetivo cosechado cuando estamos bajando. Nos suele llenar de orgullo.
Photobucket


Photobucket


Giramos a la izquierda y vemos la majada de los Carneros (flecha roja) y la senda que cogeremos.
Photobucket


12:51. Majada de los Carneros (1.640m).
Photobucket


El sendero lateral nos deja bonitas imágenes, aunque el sol ya casca bastante.
Photobucket


Photobucket


El camino lleva a éste otro claro, donde a la izquierda tenemos otra choza. Después seguiremos valle abajo (flecha roja).
Photobucket


13:05. Majada Gárrula (1.530m), en un entorno precioso con el circo de Trigaza.
Photobucket


Photobucket


Tras comer una manzana, tirados a la bartola, seguimos valle abajo.
Photobucket


Otra vez miramos al San Millán. No podemos evitar la tentación.
Photobucket


Photobucket


Y ahí delante tenemos una bifurcación importante.
Photobucket


13:19. Vamos a coger el sendero de las cascadas de Altuzarra, mucho más atractivo que el otro.
Photobucket


Al principio vamos por un pinar.
Photobucket


Que se convierte después en un hayedo.
Photobucket


Y comenzamos a disfrutar con el espectáculo del agua.
Photobucket


Photobucket


Es un camino mucho más estrecho que el de la subida, y vadea también frecuentemente la regata, por lo que hay que estar ojo avizor...
Photobucket


La cascada del doble salto (34m), desde arriba.
Photobucket


Y desde abajo.
Photobucket


Photobucket


Atravesamos parajes tremendos, inhóspitos, ayudados por pequeñas estacas de madera clavadas en la tierra y algo de pintura roja en los árboles.
Photobucket


La cascada del salto medio (28m). Una joya.
Photobucket


Photobucket


Con mucha atención seguimos río abajo, perdiendo altura. Vaya bosques, señores, vaya bosques...
Photobucket


Cascada del salto chico (12m).
Photobucket


Y un cartel explicativo. Tal cual se llega a este cartel, hay que girar a la izquierda y ver cómo la trocha asciende desde el otro lado para salir del hayedo. Hay que fijarse detenidamente, porque río abajo sigue habiendo pintura roja que puede despistar. A nosotros nos pasó, y tuvimos que retroceder.
Photobucket


Si hemos sido buenos alumnos, saldremos a esta pedrera.
Photobucket


Y luego a un pinar. El sendero sube y sube, y nos rompe la inercia del descenso.
Photobucket


Por eso hay que parar de vez en cuando y fijarse en las montañas vecinas.
Photobucket


Y, cómo no, en el San Millán.
Photobucket


Tras otro descenso vertiginoso, salimos al desvío comentado de la mañana. Ni qué decir tiene que os recomiendo nuestro sentido de la ruta; subir por las cascadas debe de ser muy duro...
Photobucket


Ya en el área recreativa de Zarcia.
Photobucket


Una víbora.
Photobucket


15:04. Refugio de Zarcia (1.051m), tras casi siete horas.
Photobucket


Bajamos a Pradoluengo, nos duchamos en el hostal, y pasamos a comer. Nos inclinamos por una paella, una ensalada y exquisita morcilla de Burgos.
Photobucket


Y terminamos con pollo frito.
Photobucket


Y os dejo el mapa, gentileza de Javier (Jabondo en Mendiak.net).
Photobucket


Y os dejo el perfil.
Photobucket
Y en wikiloc os dejo el track: ver track No sé por qué comenzó a grabar cuando ya llevábamos 25 minutos de marcha...

LAS NOTAS (La escala es del 1 al 5):
DIFICULTAD: 3,75. Importante desnivel, aunque la subida es muy llevadera. El descenso es harto complicado, porque presenta varios puntos donde hay que estar atento. Sobre todo en la senda de las cascadas.
BELLEZA DEL ITINERARIO: 4. Es un recorrido muy completo, para disfrutar con las cascadas y los hayedos. Mirador excelso.
IMPORTANCIA DE LA CUMBRE: 4.
Lo pasamos bien en tierras burgalesas. Nos llevamos un bonito recuerdo de Burgos. Patria querida.

6 comentarios:

iK dijo...

He estado en el SM un par de veces, en invierno y en verano, y ambas desde el mismo acceso de SCV Urbión. Es un montañón, y ¡se hace largo! Tu bucle aporta algo nuevo e interesante, ya que yo subí y bajé por el mismo sitio. Como suelo veranear "un ratito" cerca de allí, también conozco Trigaza, S. Lorenzo, Otero, vía verde de la Sierra de la Demanda, Chilizarrias, El Pozo Negro, ... y joder, "doy fe" (como dice Luisma de "Aida") de lo buena que está la morcilla así, tan solo pasadita por la sartén... Saludos.
Y dos detalles: Mucha toponimia euskaldun, y respecto a los carteles informativos de madera, yo los hubiera hecho pelín más grandes, así los podríamos ver según ya pasamos Etxegarate...

jefoce dijo...

Jajaja, me he reído un rato Iñaki. La verdad es que con el afán de señalizar un paraje el ser humano se suele pasar; ya sabes, de aquí al berenjenal de Ordesa un paso... La verdad es que nos gustó mucho la ruta, mucho más que la de los famosos San Lorenzo y Moncayo y posiblemente más que la del Urbión.

Kiko dijo...

Aupa Mikel

Cómo cambia el paisaje. Nosotros lo subimos hace un par de años en invierno y todo era blanco y gris ( lo de gris por la niebla). También la hicimos circular, con el Trigaza, pero salimos de Pineda de la Sierra, un pueblo perdido al sur de San Millán.

Ahora tenemos otra visión de este monte en primavera y los rincones con encanto que esconde. Lo anotamos para futuras incursiones por la Sierra de la Demanda.

Un saludo

Kiko

jefoce dijo...

Aupa Kiko, gracias por el comentario. Tenía clara la elección desde Santa Cruz del Valle Urbión, porque es un recorrido mucho más completo. Y creo que la primavera, con los riachuelos y el hayedo a tope, es una fecha apropiada. Un abrazo.

Jose Ramon Txintxurreta dijo...

gracias por la info Mikel, ese rio parece interesante conocerlo.
saludos

jefoce dijo...

Gabon José Ramón, gracias por el comentario. Un tío como tú se lo pasaría en grande en la zona baja. Hay hayedos y cascadas para aburrir. Mañana voy para tu zona, a hacer Asensiomendi, Ganboralde y Durakogain desde Apotzaga. Ya os lo enseñaré. Besarkada bat.