jueves, 12 de agosto de 2010

TUCA DE CULEBRES (3.039m) Y VALLIBIERNA, 3.053m (Con el aliento en el cogote)

Viene de aquí: ver repor
Y aquí: ver repor
Llevaba tres años sin subir un tresmil. No es que los echara de menos, francamente, pero de vez en cuando hace ilusión ascender alguno. Y más si tiene su miga, como es el caso de la Tuca de Culebres y el Vallibierna, en el extremo meridional de los Montes Malditos. Aproveché la cercanía que brinda la carretera del embalse de Llauset para subirlos conjuntamente en una circular más dura de lo previsto inicialmente. Aunque hay que reconocer que el centro de atención se lo lleva el Paso del Caballo, una estrecha cresta horizontal entre las dos cimas. Fácil pero impresionante. Muy impresionante. Fui con el aliento en el cogote.
Ubicación: Montes Malditos, Pirineos, Huesca.
Cimas: Tuca de Culebres (3.039m) y Vallibierna (3.053m).
Desnivel acumulado: 1.017m.
Distancia: 12,6km.
Duración: 5h y 56min.
Acceso: Partimos desde el embalse de Llauset, encima de la localidad de Aneto. Desde Benasque hemos de retroceder a Castejón de Sos para tomar la carretera que lleva a Cataluña por el coll de Fades y Laspaúles. Al llegar al valle se gira al norte, dirección Vielha, y se está atento al desvío de Aneto. De aquí parte una estrecha carretera que asciende hasta el embalse. Tiene varios baches pero con precaución se hace bien. Al final se pasa un túnel (baches hondos al principio y al final) para llegar a Llauset. Ojo porque el mapa señala Aneto.

Ver mapa más grande
7:35. Aparco al otro lado de la presa de Llauset (2.194m) y emprendo la ruta pasando otro pequeño túnel. Ya veo las cimas y el collado al que llegaré (flecha roja). El día, de momento, parece que pinta bien.
Photobucket
Photobucket


Tomo el sendero, laborioso en algunos puntos, que bordea el embalse por la derecha.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Tras dejar el embalse detrás, el camino lleva a una bifurcación al lado de un panel. Iremos por la izquierda para luego volver por la otra senda.
Photobucket


Photobucket


El valle de Llauset se abre ante mí. Y el día va despejando. Qué bien.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


A la derecha tengo las paredes del Vallibierna.
Photobucket


Y afronto el último repecho camino del collado. Más largo de lo que parece. Cuesta llegar.
Photobucket


Photobucket


9:29. Collado de Llauset (2.848m), en menos de dos horas desde Llauset. El valle recorrido.
Photobucket


Vista al oeste.
Photobucket


Photobucket


Hay que girar a la derecha y comenzar a trepar por una ladera descompuesta, más peligrosa de lo que parece.
Photobucket


Photobucket


El terreno está roto y las piedras no inspiran confianza.
Photobucket


Photobucket


Se corona una antecima y hay que bajar a una brecha para subir la verdadera cumbre. Otro tramo con unas trepadas interesantes (I-II).
Photobucket


Photobucket


10:04. Tuca de Culebres (3.039m), en dos horas y media desde Llauset.
Photobucket


Vista hacia el collado.
Photobucket


Parece que el anunciado frente se acerca por el oeste. La flecha roja señala la ubicación del valle de Vallibierna.
Photobucket


Hacia Aneto. Apenas paro porque no hago otra cosa que pensar en el Paso del Caballo. Une esta cima con el Vallibierna y es una cresta corta pero muy expuesta con patio a los dos lados en el que se recomienda pasar a horcajadas para mantener el equilibrio.
Photobucket


Un detalle desde el otro lado. Un catalán ha pasado antes que yo, le he visto progresar, y luego lo hago yo. En faena se pasa bien, si se está acostumbrado a estas cosas, aunque exige esfuerzo pasar haciendo fuerza con las manos. Los pies van colgados en cada lado y se avanza tirando de brazo. Por eso hay que parar de vez en cuando para tomar fuerzas. Y, claro, estamos parados en medio del abismo...
Photobucket


Último tramo.
Photobucket


Vista atrás. Los últimos metros se pueden pasar aprovechando una fisura en la cara norte.
Photobucket


Ojo al dato con el Paso del Caballo...
Photobucket


Falta la última trepada.
Photobucket


Ya está.
Photobucket


10:18. Vallibierna (3.053m). Llegar a la cumbre te reconcilia con el sentido de la vida. Es un chute de adrenalina tremendo.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Hacia el Aneto.
Photobucket


Detalle de dos tresmiles.
Photobucket


El catalán vuelve tras sus pasos. Marco con traza roja el recorrido habitual para superar la dificultad. El tramo horizontal es el que se pasa a caballo.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Yo inicio el retorno por la otra vertiente. Recorro la cresta hacia el este.
Photobucket


Tiene algunos puntos aéreos, pero como venimos del otro lado nos parecerá poca cosa.
Photobucket


Me asomo a la vertiente de los ibones. Sigo esa traza (flechas rojas).
Photobucket


Photobucket


Por ahí he bajado.
Photobucket


La bajada a los estanys chelats se hace larga, pesada, por el terreno de grandes rocas. Cuesta seguir los hitos. Yo bordeé los ibones por la derecha, pero hay que hacerlo por el otro lado.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Para dar con el sendero que viene del valle.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


12:28. Estany de Botornás (2.350m).
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Se pasa al lado de su cabaña, donde aprovecho para comer.
Photobucket


Photobucket


Y enseguida nos unimos al sendero mañanero, al lado del embalse.
Photobucket


Photobucket


Photobucket

Photobucket

13:30. Fin de la circular. Vaya desde aquí mi gratitud hacia el autor del blog la meteo que viene (ver blog), porque clavó su pronóstico. Madrugué mucho y así evité la llegada del frente. Este tipo acierta bastante más que los que manejan los grandes medios.
Photobucket


Y os dejo el mapa.
Photobucket


Y os dejo el perfil.
Photobucket


Y en wikiloc os dejo el track: ver track

LAS NOTAS (La escala es del 1 al 5):
DIFICULTAD: 5. No es una ruta larga, pero se hace larga. El camino de bajada no es sencillo, requiere atención y soltura en la alta montaña. Mucho ojo con las trepadas. El Paso del Caballo es fácil, pero impresionante. Insisto, impresionante. Ése es su problema...
BELLEZA DEL ITINERARIO: 4,5. Grandes paisajes y montaña salvaje. Hay muchos ibones en la ruta, lo que le da encanto.
IMPORTANCIA DE LA CUMBRE: 5.
Unos tresmiles que dejan un buen sabor de boca. Todavía tengo el aliento en el cogote...

5 comentarios:

Jordi Solà i Mas dijo...

Parece que nos seguimos los pasos. Hace un par de años coincidimos con vosotros en la cima del Salvaguardia. La semana pasada, mi mujer y yo ascendimos la Tuca de las Culebras desde Benasque. Una ascensión preciosa con una geologia espectacular, rebecos, marmotas, edelw...

Me alegro de que sigais por ahí. Hasta la vista.

Jordi

jefoce dijo...

Buenas noches Jordi, gracias por el comentario. Qué cosas tiene la vida. Nosotros solemos frecuentar ese valle en la primera quincena de agosto. Hay tanto por hacer en el Pirineo... Buena senda.

Jordi Solà i Mas dijo...

:)

Joan González dijo...

HOLA

UNA BUENA TREPADA...SI SEÑOR

SALUT
JOAN

jefoce dijo...

Muy buenas Joan, gracias por el comentario. Si te gusta trepar, ésta es una buena montaña. Que vaya bien.