lunes, 19 de octubre de 2009

LAPAZARRA, 1.758m (A las puertas de Larra)

Este lunes nos desplazamos a Navarra para montar el campamento base en Isaba y disfrutar de dos excursiones otoñales. Esta vez no teníamos la previsión meteorológica de nuestro lado, pero el ser humano se mueve por sus costumbres y creemos que nunca hay que perder las buenas. Después de comer nos fuimos al Rincón de Belagua, el único valle glaciar de Euskal Herria, para ascender una cumbre difícil: el Lapazarra. Y es difícil porque se encuentra justo en el límite, en la misma frontera, de un universo complejo, diferente. Está a las puertas de Larra.
Ubicación: Valle de Belagua, Pirineos, Navarra.
Cima: Lapazarra (1.758m).
Desnivel acumulado: 830m.
Distancia: 11,33km.
Duración: 3h y 46min.
Acceso: Partimos desde el Rincón de Belagua. Desde Donostia salimos dirección Pamplona por la autovía A-15. Cogemos la carretera dirección Jaca hasta Irunberri/Lumbier, donde tomamos la que lleva al valle de Salazar. En Navascués torcemos a derecha, subimos el puerto de Coronas y salimos a Burgui, donde vamos al norte. Pasamos Roncal e Isaba y nos dirigimos a Francia. Se deja el coche al fondo del llano de Belagua, justo antes de empezar el puerto (la carretera hacia Arette está cortada por obras hasta el 7 de noviembre de 2009).

Ver mapa más grande
15:15. Aparcamos en el Rincón de Belagua (997m), que ahora está en pleno follón con las obras de la carretera del puerto. Nos enteramos por los obreros que la idea es terminar para el 7 de noviembre y nos ponemos en marcha por el clásico camino que se dirige al fondo del barranco (flecha roja).



Es un camino llano, muy cómodo, que avanza dirección este por el hayedo.






Enseguida se sale a un claro, con varias bordas a los lados. Tenemos a un lado nuestro objetivo de la jornada y vamos a fijar nuestra mirada en la flecha roja, el collado de Larreria al que saldremos.



Mi padre prefiere quedarse en el valle organizando el ganado y dejando pasar el tiempo. Yo sigo adelante y cruzo el río Belagua, ahora seco.



La pista lleva otra vez a cruzar el río, pero en esta ocasión seguiremos el propio cauce para internarnos después por la derecha.



La idea es recorrer una recta casi hasta el final y estar muy al tanto de este desvío hitado (1.019m).



Yo a la ida no tomé bien el camino y me tocó improvisar desde el corral de Intza. Me interné por aquel matorral (flecha roja).



Y tras luchar durante unos minutos con el boj salí al buen sendero. Ahora ya es coser y cantar.



La trocha, en fuerte pendiente, nos lleva por matorral primero y por hayedo después.






16:13. Cueva de Antxomarro (1.199m). El lugar es bestial, rodeado del bosque, y un tanto inquietante.









Seguimos en rumbo ascendente y nos guiamos de los hitos y las marcas blaugrana.



La muralla del Lapazarra.



Una inscripción en un árbol, a la izquierda de este gran hito, me llama la atención.



¿?



Y veo huellas extrañas que fotografío. ¿Qué veis ahí en el barro?



16:54. Collado de Larreria (1.543m). Se me ha hecho pelín largo, y es que el sendero me ha hecho sudar en el bosque. La llegada al collado cambia radicalmente el panorama.



De frente entramos en el meollo de Larra, el infierno kárstico.



Lo que haremos será torcer a mano izquierda a la altura del gran hito que marca el collado. Las flechas rojas marcan un buen progreso.



La tarde cae sobre Larra. El lugar produce desasosiego.



Gano un pequeño promontorio y veo otro camino que viene de la falda meridional del Lapazarra. Yo ganaré su collado oriental por las flechas rojas, sin sendero alguno, pisando una especie de erizón.

Ukerdi y Linza, Linza y Ukerdi, en todo su esplendor.



Llego al collado oriental con bastante sufrimiento. Giraré a la izquierda para sair ahí arriba (flecha roja). En este punto sorprendo a varios sarrios.



Desde arriba veo la cima cerca, a tiro.



Las vistas se abren hacia el refugio de Belagua y el Lakora.

Me asomo a la cresta y hago los últimos metros.










17:25. Lapazarra (1.758m), en dos horas y diez minutos desde el Rincón. Un hito marca la cumbre. La vista hacia Larra es desoladora. Impacta el lugar.






Me recreo con las panorámicas, con esos lugares que tan bien conozco después de tantos años de visitas. La flecha roja marca la ubicación del refugio de Belagua.






La flecha roja marca la ubicación de La Mesa de los Tres Reyes.



La flecha roja marca la ubicación del collado de Aztaparreta. No intente llegar a él desde Belagua, puede morir en el intento...



Más vistas detalladas.



El sector Peneblanque-Linza.



Las granjas de Intza, setecientos metros más abajo.



Abandono la cima por las laderas que caen al norte.



La imagen de Larra es tremenda. Tengo que escapar de aquí cuanto antes...






17:55. Vuelvo a pasar por el collado de Larreria. Enseguida entraré al bosque. Apetece hacerlo.



Los hitos me vuelven a ayudar.



El Txamantxoia, desde un recodo.



18:30. Llego al valle. Se suceden las estampas bucólicas.






18:55. De vuelta en el Rincón. Ha sido una tarde especial. He estado a las puertas de Larra.



Y os dejo el mapa.

Y os dejo la imagen 3D del Google Earth.
Photobucket
Y os dejo el perfil.

Y en wikiloc os dejo el track. Me he dado cuenta de que en el bosque el track va por otro lado del sendero. Así que desde el 'hito bueno' hay que seguir el sendero; no perderlo: ver track

LAS NOTAS (La escala es del 1 al 5):
DIFICULTAD: 4. Hay que coger bien el camino de entrada al bosque. Seguir el río y estar atento al hito clave. Desde el collado de Larreria el camino es bastante evidente, si no hay niebla, pero el progreso es lento porque no hay camino. Es una jornada en la que hay que tirar de intuición, de olfato montañero. Le servirá para curtirse en la montaña.
BELLEZA DEL ITINERARIO: 3,5. Dese con un canto en los dientes si se tropieza con algún valiente... Lugares inhóspitos, puede que Larra le produzca inquietud, intranquilidad.
IMPORTANCIA DE LA CUMBRE: 3.
Al día siguiente el plan era trasladarse a Zuriza para hacer algo por un cordal poco conocido. Continuará...

2 comentarios:

Valentín. dijo...

Me encanta esta ruta, me la apunto para la próxima visita que hagamos a la zona.
Muchos cebos como este y me paso subiendo montañas lo que me queda de vida, vamos, ni tiempo voy a tener.
Saludos!!

jefoce dijo...

Buenas noches Valentin, gracias por el comentario. Tenemos la firme convicción de que estamos en esta vida para disfrutar, y no para sufrir. Por eso hay que trabajar para vivir. Y no vivir para trabajar. Así se tiene más tiempo para, por ejemplo, subir montañas. Un abrazo.