viernes, 13 de marzo de 2009

IRURITA-PUERTO DE BELATE (El cordal rompepiernas)

La vida nos depara días, por lo general, previsibles donde la rutina lo preside todo. Sabemos lo que va a pasar y por eso nos aburrimos. Después existen unas cuantas jornadas reservadas que son especiales, porque se salen de lo normal. Es ahí cuando solemos disfrutar a tope y se forma a posteriori el recuerdo intenso. El viernes fue, sin duda, un caso de esos. Quedé con Albontza, uno de los grandes de la web de Mendiak, estupendo fotógrafo y ornitólogo y excelente conversador, para unir Irurita con el puerto de Belate en una de las clásicas travesías de Euskal Herria. Como suele decir el amigo donostiarra Iñaki Munain (ver su blog), es un must de nuestro territorio. Si a eso unimos una meteorología fantástica, propicia para las buenas tomas con la cámara, comprenderá enseguida nuestra felicidad. He aquí nuestro discurrir por el cordal rompepiernas.
Ubicación: Macizo de Saioa, Navarra.
Cimas: Abartan (1.095m), Zokoa (1.181m) y Saioa (1.419m).
Desnivel: 1.219m.
Distancia: 21km.
Duración: 9h y 35min.
Acceso: Partimos desde el pueblo baztandarra de Irurita, muy próximo a Elizondo. Desde Donostia salimos dirección Francia por la autopista A-8 hasta la salida de Bera. Se deja esta localidad y se siguen las indicaciones de Pamplona hasta Oronoz-Mugaire, donde cogemos la carretera que lleva a Elizondo. El pueblo anterior es Irurita. Enfrente de la iglesia sale la carretera que lleva a los pueblos de Ziga y Berroeta. La tomamos. Dejamos a la izquierda el tortuoso camino que lleva a Eugi por el alto de Artesiaga y se cruza su arroyo homónimo por un puente. Apenas a cincuenta metros parte por la izquierda nuestro camino (flecha amarilla en una farola), pero hay que avanzar cincuenta más para aparcar. Advertir que para esta travesía hemos dejado con antelación un utilitario en el puerto de Belate.

Ver mapa más grande
8:35. La primera imagen al iniciar la marcha, mirando a Irurita (200m), es ya tremenda.
Photobucket


De modo que bajamos unos metros por la carretera para ahora coger, por la derecha, nuestro camino.
Photobucket


Es una vía herbosa que asciende entre el matorral, con bonitas vistas sobre el valle y los gigantes de la zona. Albontza y yo vamos comentando diversos temas sin parar, un preludio de lo que será la jornada.
Photobucket


Ya desde el primer momento vamos obteniendo unas fotos que nos enorgullecen. Quizá sea por tener al lado a un maestro. Será eso.
Photobucket


Photobucket


Él también ve motivos fotográficos constantemente.
Photobucket


8:55. Tras seguir siempre por la traza principal llegamos en veinte minutos a Zigaurre, barrio de Ziga que ronda el medio centenar de habitantes. Como suele pasar en esta zona, las imponentes casas señoriales nos sorprenden.
Photobucket


Progresamos unos metros por la carretera y pasamos a la vera de la ermita de San Andrés.
Photobucket


Enseguida llegamos a este chalet, donde torcemos a la izquierda.
Photobucket


Tras pasar al lado de unos perros furiosos, bien protegidos en una caseta, llegamos a esta otra bifurcación. Vamos por la derecha.
Photobucket


Rodeamos una campa con bonitas vistas sobre el macizo de Unboto.
Photobucket


Y salimos a una pista de hormigón, al lado de este caserío.
Photobucket


La cogemos y tiramos por la izquierda (sur).
Photobucket


El valle del Baztan está precioso. Es una joyita, la verdad. Y muy bien conservada además.
Photobucket


La pista nos va a llevar a aquel caserío, donde el pastor saca a su rebaño.
Photobucket


9:30. Desde allí, vamos por la derecha.
Photobucket


Albontza también busca su contraluz.
Photobucket


El camino nos lleva a las campas superiores, pero se corta ante una alambrada. La pasamos y seguimos dirección SO. Ahí abajo queda el caserío de antes, mientras las vistas se amplian sobre el valle.
Photobucket


Nos unimos a un camino empedrado y lo seguimos hacia la izquierda.
Photobucket


10:15. Para legar a la majada de Sorota, que tiene cerca vestigios prehistóricos. Ahí adelante iremos por la derecha. El Abartan se ve cercano (flecha de la derecha).
Photobucket


El lugar es de ensueño. No hace falta ir lejos para disfrutar, qué clara tengo esta idea.
Photobucket


Seguimos por el camino y divisamos la vertiente de Berroeta. La cantidad de bordas perdidas que vimos a lo largo del día, como ésa de abajo.
Photobucket


Un charco nos regala una bonita estampa. Un ejemplo de la sencillez y la belleza. Grande.
Photobucket


Pasamos al lado de esta borda. Llevamos siguiendo las marcas amarillas y blancas un trecho.
Photobucket


Enseguida se llega a una bifurcación para ascender por la izquierda.
Photobucket


El hayedo está ahora desnudo, pero también es bonito. Seguimos charlando sobre lo divino y lo humano, a un ritmo relajado y disfrutando.
Photobucket


Photobucket


10:45. Abandonamos el hayedo.
Photobucket


10:50. Y llegamos a unas campas, al lado de un homenaje a un baztandarra (en concreto de Ziga). El Abartan está ya a tiro (flecha roja).
Photobucket


Echando un vistazo atrás, contemplamos el valle. El sol calienta, por cierto.
Photobucket


Cogemos el camino que bordea un barranco con su riachuelo.
Photobucket


Pero las paradas buscando la foto son constantes.
Photobucket


Photobucket


Albontza se eleva. Quiere acercarse a Ziga.
Photobucket


Que es un un pueblo del Baztan.
Photobucket


Ahora afrontamos las laderas pindias del Abartan. Ya se ve el vértice geodésico.
Photobucket


12:10. Abartan (1.095m), en algo más de tres horas y media. La llegada y la aparición repentina, al sur, del Saioa y sus escuderos encandila.
Photobucket


Photobucket


Le damos al picoteo, pero no me olvido de acercarme a algunas zonas. Aquí el entorno del embalse de Leurtza.
Photobucket


Almandoz, a medio camino del puerto de Belate.
Photobucket


Hacia Elizondo.
Photobucket


El Hautza, un gigante. Un coloso. Un grande.
Photobucket


Y he aquí la foto que ha originado el titular. Tenemos por delante un discurrir por el cordal que a mí me suele fascinar. Avanzar por este tipo de crestas herbosas, dominando el horizonte, es una gozada. Bordearemos el Katiliko Harria y un par de cimas secundarias anteriores para después ascender el Zokoa y el Saioa. Más o menos a la altura de la flecha roja tuvimos una sorpresa...
Photobucket


12:35. De modo que ahí dejamos el Abartan.
Photobucket


Y vamos camino del Saioa.
Photobucket


Una zona que, además, la barrunto solitaria. Poco más se puede pedir...
Photobucket


13:00. Bordeamos el Elorregi y el Olariaga, y llegamos al collado previo al Katiliko Harria. Vamos ladeando.
Photobucket


Ahí se quedan las dos cimas secundarias antes mencionadas.
Photobucket


El flanqueo por el límite del hayedo también es gratificante.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


El Abartan se va alejando.
Photobucket


De repente salimos otra vez a un terreno despejado y diviso algo en movimiento. La cámara de Albontza se acerca: es un zorro.
Photobucket


Y su detalle. Enseguida se alejó.
Photobucket


Buscamos los restos de nieve para encontrar la variedad en la toma.
Photobucket


Photobucket


13:45. Y tras el repecho llegamos al Zokoa (1.181m).
Photobucket


Ahí lo dejamos. Nos emociona esta foto.
Photobucket


Y vamos hacia el punto culminante.
Photobucket


Llegamos un buen rato caminando y los repechos del Saioa son duros de pelar.
Photobucket


Photobucket


En el collado previo tenemos una ventana al este. Al fondo, completamente nevado, el Pirineo.
Photobucket


Resta el último esfuerzo.
Photobucket


Para alcanzar el punto culminante.
Photobucket


15:10. Saioa (1.419m), tras más de seis horas y media de marcha.
Photobucket


Photobucket


Una mirada al este.
Photobucket


Y al vecino Zuriain.
Photobucket


Hacia la Navarra de los valles de Erro, Artze y Urrobi. Comemos más, solos en la cumbre, con un inmenso panorama.
Photobucket


16:00. Ya por la ruta normal regresamos hacia Belate. Ahí queda el Zuriain, con su maraña de pistas en la ladera septentrional.
Photobucket


Camino del Okolin, que bordearemos por el límite del hayedo.
Photobucket


Photobucket


Albontza también regresa satisfecho. Es otro hombre que, como yo, disfruta en la montaña. Un amante de la naturaleza.
Photobucket


Ahora además tenemos la luz del atardecer, una compañera inseparable de los buenos fotógrafos.
Photobucket


16:40. Ya estamos en el collado que separa el Okolin del Gartzaga. Agur Saioa. No te quepa ninguna duda de que volveré.
Photobucket


17:00. Un rápido descenso nos lleva a esta borda, al lado del hayedo.
Photobucket


Que preferimos visitar como colofón a la jornada, en vez de volver por la loma de Azkenatz (vía seguramente más directa para llegar a Belate).
Photobucket


El sendero serpentea por el hayedo, pero nos acercamos al arroyo Aratxuri. Aquí, al lado de él, le cogeremos más cariño.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Pequeño salto de agua incluido.
Photobucket


Photobucket


El ritmo es lento, como si no quisiéramos abandonar este paraíso.
Photobucket


Photobucket


Caminos de profundidad, de paz.
Photobucket


Y también de contraluces.
Photobucket


Salimos al raso, desde donde se ve el convento de Belate. Yo prefiero fijarme en cómo avanza el ocaso, cuando las sombras se alargan. Y también los pensamientos.
Photobucket


A punto de llegar a Belate nos fijamos en el macizo del Txaruta. Una pista lleva a esas cumbres desde el alto.
Photobucket


18:00. Ya en venta Quemada, tenemos el coche a la vista. Ha sido una travesía para el recuerdo.
Photobucket


Regresamos a Irurita, que nos regala otra estampa. Diferente a la de la mañana, pero igual de bonita. Decidimos culminar la jornada con unas birras en un bar. Volvemos al coche. Antes de meterme, Albontza me dice: "Y recuerda Mikel que estamos haciendo Historia". Enorme.
Photobucket


Y os dejo el mapa, dividido en cuatro partes. El primero cubre la salida de Irurita hasta la majada de Sorota.
Photobucket


Aquí la prolongación hasta la cima de Abartan y el inicio del cordal.
Photobucket


Aquí la llegada al Saioa y el comienzo del descenso.
Photobucket


Y aquí el final hasta Belate.
Photobucket


LAS NOTAS (La escala es del 1 al 5):
DIFICULTAD: 4,5. Travesía larga, muy larga. El terreno carece de dificultades técnicas, pero el desnivel es importante y se hace pesado. Afróntelo con calma.
BELLEZA DEL ITINERARIO: 5. No es que le vaya a gustar este recorrido. Le tiene que encantar. Si no, dedíquese a otra cosa. La montaña no es su deporte.
IMPORTANCIA DE LA CUMBRE: 3,5.
Esto fue lo que sucedió el viernes en el cordal rompepiernas mezclando la información con la emoción. Creemos que es la fórmula idónea para contarlo.
Y os dejo la versión publicada por Albontza en la web de Mendiak: ver repor

6 comentarios:

Kunzuilh dijo...

Una ruta preciosa, sí señor!
Desde luego hay tantos sitios por descubrir... Estoy deseando acabar todos los trabajos que tengo que entregar en dos semanas para hacer alguna salida tan chula como la tuya...
Saludos!!

jefoce dijo...

Buenas noches Gonzalo, gracias por el comentario. Esta ruta es una de las clásicas de Euskal Herria, y ya sabes que lo clásico es una apuesta segura. Ánimo, que ya disfrutarás.

Lagrole dijo...

Aupa Jefoce,
Parece que no habia demasiado nieve en el Saioa...
Bainan, itzul hori ederra da, bixtan da !!
Gero arte
Peio/Lagrole

jefoce dijo...

Arratsalde on Peio, azken egunotako tenperaturek elur gehiena erretiratu dute, Euskal Herrian behinik behin. Bazen garaia beroa ere gurekin egoteko. Ondo izan.

iK dijo...

Preciosa; llegar con un día tan bonito arriba del Saioa es una gozada. Yo sólo he estado una vez en su cima con buen tiempo. Aquí "mi versión" de la travesía... http://m16u.blogspot.com/1993/01/saioa-1419-travesa-belate-irurita.html Gero arte, I.

jefoce dijo...

Hola Iñaki, gracias por el comentario. Ya me acuerdo de tu reseña, la leí en su día y me impactó. Gran travesía, desde luego, una de las grandes. Un saludo.