miércoles, 18 de julio de 2012

COMAPEDROSA, 2.933m (El cénit del Principado)

Viene de aquí: ver repor
Y aquí: ver repor
El Comapedrosa es la máxima elevación de Andorra, ese pequeño país pirenaico, y presenta una ascensión preciosa, llena de atractivos, por su ruta normal. Fue nuestro objetivo del miércoles y lo hicimos mediante una circular potente, reservada para los montañeros experimentados, ya que el descenso fue tedioso a través de una pedrera infernal, muy pesada. Estuvimos en el cénit del Principado.
Ubicación: Macizo de Comapedrosa, Pirineos, Andorra.
Cima: Comapedrosa (2.933m).
Desnivel acumulado: 1.427m.
Distancia: 13,03km.
Duración: 8h y 30min.
Acceso: Partimos desde las últimas casas de Arinsal, en Andorra. Si venimos por el sur, de la Seu de Urgell, debemos llegar hasta la capital del Principado, Andorra la Vella y ahí girar a la izquierda dirección La Massana. Seguimos hacia Arinsal y apuramos hasta las últimas casas.

Ver mapa más grande
8:48. Dejamos el coche en las últimas casas de Arinsal (1.568m) con el Comapedrosa vigilándonos desde su atalaya.
Photobucket


Photobucket


El camino empieza dando una vuelta.
Photobucket


Ahí se queda la civilización.
Photobucket


Y seguimos por un camino ancho y sencillo.
Photobucket


En la primera bifurcación optamos por seguir de frente por el sendero de la ruta normal (la del refugio). Cruza el río y sube por el barranco de manera potente.
Photobucket


Photobucket


Pero tiene la ventaja de que el valle es precioso y las vistas, soberbias. ¿Qué más necesitamos para parar de vez en cuando?
Photobucket


Último repecho y llegamos a la planicie superior.
Photobucket


Photobucket


Ahí arriba, encima de un promontorio, se halla el refugio de Comapedrosa.
Photobucket


10:34. Refugio de Comapedrosa (2.234m). Hacemos una parada, compramos unos bocatas y seguimos la marcha.
Photobucket


Photobucket


Photobucket
El valle recorrido, una verdadera preciosidad.
Photobucket


Poco a poco, vamos dejando atrás el terreno herboso para entrar en el rocoso.
Photobucket


Photobucket


Y viene un pequeño ibón.
Photobucket


Photobucket


12:09. En este punto (2.594m) tomamos el sendero de la cresta.
Photobucket


Y ganamos altura en un circo esbelto, también presidido por un ibón. Venimos al Pirineo, entre otras cosas, para ver estas maravillas.
Photobucket


Photobucket


Vamos a ganar esa cresta (pasos sencillos) camino de la cumbre (señalada con la flecha).
Photobucket


Photobucket


Los últimos metros se hacen incluso disfrutando. Marc saborea la cumbre.
Photobucket


13:09. Comapedrosa (2.933m), en cuatro horas y cuarto desde Arinsal.
Photobucket


Photobucket


Ya pueden apreciar que tuvimos un día soberbio. Vimos todo lo que se puede llegar a ver. Aquí, la zona del Pallars Sobirá.
Photobucket


Hacia la Pica.
Photobucket


Serrera, Estanyó...
Photobucket


La flecha negra señala el punto de partida.
Photobucket
Más Andorra.
Photobucket


Parte del camino de subida.
Photobucket


Arinsal.
Photobucket


Nos acercamos hasta esta cumbre porque nos gustó su silueta. Y porque será el próximo reportaje que verán en esta casa...
Photobucket


La zona de Envalira.
Photobucket


Tossa Plana de Lles.
Photobucket


Sierra del Cadí.
Photobucket


La zona de Aiguestortes.
Photobucket


Aneto y Maladetas.
Photobucket
Mont Roig.
Photobucket


Mont Valier.
Photobucket


Certascan.
Photobucket


Y la Pica d'Estats, techo de Catalunya y objetivo del año que viene.
Photobucket


Casamanya, en primer plano, y la zona del Carlit.
Photobucket


Finalmente, decidimos efectuar el descenso por la otra vertiente. Sabemos que las dificultades son otras, pero somos dos y nos animamos.
Photobucket


Photobucket


Debemos alcanzar el collado que separa nuestra cumbre del Baiau, donde subirá Marc.
Photobucket


13:59. El Forat dels Malhiverns (2.822m). Collado abrupto y difícil de conquistar, sobre todo por donde vamos a bajar.
Photobucket


Nos espera una tartera infernal, aburrida, peligrosa e incómoda.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Y después debemos llenarnos de paciencia para atravesar una enorme zona llena de bloques, donde la atención es primordial para no torcernos el tobillo. Personalmente, no disfruté este descenso. Se notaba el cansancio y costaba hasta mantener una conversación con el compañero. La montaña es físico, sí, pero me estoy dando cuenta de que la fortaleza mental es casi más valiosa.
Photobucket


Photobucket


Photobucket


Cuando ya creíamos que todo estaba hecho, nos topamos de bruces con esta pendiente herbosa que nos hizo agotarnos todavía más. Qué duro descenso. ¿Será que me estoy haciendo viejo?
Photobucket


Photobucket


Ese refugio, que no llega nunca...
Photobucket


16:03. Cabaña del Pla de l'Estany (2.067m), donde conversamos con tres catalanes que están de travesía.
Photobucket


Descansamos un rato en el refugio, con este panorama.
Photobucket


Y emprendemos el esperado retorno al coche.
Photobucket


Photobucket


Photobucket
Photobucket


La tarde se presenta despejada en Andorra. Vaya tiempo tuvimos...
Photobucket


Photobucket


Empalmamos con la pista de subida.
Photobucket


17:33. Fin de la circular.
Photobucket


Y os dejo el mapa de Topopiris.
Photobucket


Y os dejo la imagen 3D del Google Earth.
Photobucket


Y os dejo el perfil.
Photobucket
Y en wikiloc os dejo el track: ver track

LAS NOTAS (La escala es del 1 al 5):
DIFICULTAD: 5. Ruta dura y larga, que presenta dos partes bien claras. La subida está muy bien marcada y sólo exige un buen fondo físico. El descenso, en cambio, es rudo y sólo se efectuará con una buena meteorología.
BELLEZA DEL ITINERARIO: 4,5. El itinerario de subida es soberbio pero el descenso no me pareció tan bello, quizá por la dureza. Por eso no le pongo la máxima nota, y porque el tramo de grandes bloques es aburrido.
IMPORTANCIA DE LA CUMBRE: 5.
El cénit del Principado nos dejará un gran recuerdo. Continuará...

2 comentarios:

Joan González dijo...

HOLA

BUENA TREPADA...

YO ESTUVE ENFRENTE... EN EL SANTFONS... DESDE EL PALLASALUT
JOAN

jefoce dijo...

Buenas noches Joan, gracias por el comentario. Ya veo que no paras quieto. Eso es buena señal. Señal de que estás vivo y de que eres feliz. Un saludo.