lunes, 8 de agosto de 2016

LA MUNIA, 3.132m (Uno de los grandes)

La Munia es una de las montañas más especiales del Pirineo y era un viejo deseo por cumplir. Esta ascensión desde el maravilloso circo de Troumouse es elegante, aérea, atlética, comprometida y muy, muy divertida. Se trata de una de las dos vías normales y lo cierto es que tiene de todo. Alterna tramos de paseo con pasos de escalada de segundo grado, todo ello aderezado en un ambiente estelar rodeado de picos majestuosos. Hablamos, sin duda, de uno de los grandes.
Ubicación: Macizo de La Munia, Pirineos.
Cima: La Munia (3.132m).
Desnivel acumulado: 1.074m.
Distancia: 11,8km.
Duración: 6h y 15min.
Acceso: Partimos desde el parking del circo de Troumouse, al que se llega desde la localidad de Gèdre siguiendo las indicaciones hacia Héas. En verano se abona un peaje de cinco euros para subir hasta arriba.

8:50. Dejamos el coche en el parking de Troumouse (2.068m) y tomamos rumbo claro hacia el fondo del circo.
 photo P1130341_resize.jpg
El inicio de la ruta es uno de esos placeres que regala la cordillera pirenaica: un oasis de verdes praderas serpenteadas por varios riachuelos. Ideal para pasar el día en familia, como comprobaré en el retorno. Dejamos el camino que se dirige a la virgen de Troumouse, ubicada en lo alto del promontorio.
 photo P1130342_resize.jpg
Y nos vamos acercando a la muralla, imaginando los tres pasos clave de la jornada: el corredor, Le Passet y el Pas du Chat.
 photo P1130343_resize.jpg
Tengo que tirar de GPS en un par de ocasiones para no confundirme y seguir la trocha correcta. No hay que bajar al fondo del valle, sino tirar hacia la derecha para entrar a la pedrera por el lado correcto (derecha de la imagen).
 photo P1130344_resize.jpg
Vale, conseguido. La hierba deja paso a la roca, seguimos los hitos y tomamos como referencia las dos hermanas (Les Deux Soeurs), esos dos monolitos gemelos que se levantan bajo la pared del circo.
 photo P1130345_resize.jpg
En realidad, no hay que llegar hasta allí. Bastante antes, los hitos nos invitan a girar a la derecha (sur).
 photo P1130346_resize.jpg
Es evidente que la ruta normal no va a superar la muralla de frente, sino que busca la única vía débil. Por donde siempre permanece un nevero. Ahí está. Primer paso clave de la jornada.
 photo P1130347_resize.jpg
Vengo tranquilo porque ya me han confirmado en un foro que la nieve no ocupa todo el corredor. Me habían hablado de un hueco limpio por la derecha (sentido ascendente).
 photo P1130348_resize.jpg
De manera que progreso con tranquilidad. Un tanto incómodo, pero sin mayores complicaciones.
 photo P1130349_resize.jpg
Se gana una especie de balcón, donde podemos respirar. Pero las dificultades no menguan.
 photo P1130350_resize.jpg
Estamos en una zona un tanto aérea y hay que comenzar a trepar esa muralla.
 photo P1130351_resize.jpg
Los pasos son divertidos y nos permiten ir cogiendo práctica para lo que nos espera más tarde.
 photo P1130352_resize.jpg
Superado este escalón, ya divisamos Le Passet. Segundo paso clave de la jornada.
 photo P1130353_resize.jpg
El zoom de la cámara me facilita ver la jugada en directo de una familia francesa. Una foto que enseña muchas cosas. Las dos diagonales de Le Passet. La primera, hacia la derecha siguiendo la línea de color blanco (donde están la madre y la hija). La segunda, hacia la izquierda pisando sobre la repisa existente (donde está el padre).
 photo P1130354_resize.jpg
10:18. Le Passet (2.591m). Aquí se ve el muro en su totalidad, una pared lisa de siete metros de roca muy pulida donde hay que buscar los puntos de apoyo en las grietas.
 photo P1130355_resize.jpg
Vengo con la lección muy estudiada después de haber visto innumerables fotos y leído comentarios. Me pongo el casco y me dispongo a comenzar la primera diagonal, la de color blanco hacia la derecha.
 photo P1130356_resize.jpg
Se comienza bien pero a mitad de travesía es cierto que los pies no se hallan muy cómodos. La manera de girar el cuerpo y trazar la otra diagonal me pareció el punto decisivo.
 photo P1130357_resize.jpg
Aquí ya he salido a la planicie superior y otra vez toca el paseo.
 photo P1130358_resize.jpg
El collado de la Munia está cerca y el sendero nos acerca sin problemas.
 photo P1130359_resize.jpg
 photo P1130360_resize.jpg

 photo P1130361_resize.jpg
10:56. Collado de la Munia (2.844m). Primera parada para comer algo. A nuestra izquierda, el inicio de la cresta, que francamente desanima un poco. Comparto el aperitivo con la familia gala e intercambiamos impresiones.
 photo P1130362_resize.jpg
Sobre todo sus primeros pasos son un poco escabrosos, buscando por el lado francés la manera de sortear las dificultades (numerosos hitos).
 photo P1130363_resize.jpg
Pero enseguida se pasa al lado español y, aunque no hay que bajar la guardia, el terreno me pareció más favorable.
 photo P1130364_resize.jpg
Tras un tramo español más largo, paso brevemente otra vez al francés. Sigo un sendero que parece vertiginoso en la foto, pero que no me dio esa sensación en directo. Voy bien. Concentrado. Pero muy bien.
 photo P1130365_resize.jpg
Tras ganar nuevamente la cresta, busco el lado español por segunda vez.
 photo P1130366_resize.jpg
Giro el cuello a la izquierda y veo el famoso bloque suspendido en equilibrio.
 photo P1130367_resize.jpg
Paso por debajo.
 photo P1130368_resize.jpg
11:26. Y, de repente, aparece le Pas du Chat (2.967m). El paso del gato, por las fisuras en forma de arañazos que asoman en la roca. Otra pared que debemos superar. Se aprecia en la mitad derecha de la imagen una cuerda fija que ayuda a subir por el hueco más sencillo. La mejor noticia de este paso y del anterior (Le Passet) es que no se asoman al vacío. No hay sensación de patio.
 photo P1130369_resize.jpg
Se apoyan los pies ahí y lo cierto es que se avanza con comodidad. Sin grandes esfuerzos. Un poco incómodo quizá, pero sin dudar.
 photo P1130370_resize.jpg
Después viene una chimenea bastante vertical pero con numerosos agarres.
 photo P1130371_resize.jpg
 photo P1130372_resize.jpg
Y, por fin, la cresta se aplana. Parece que ya ha pasado lo peor.
 photo P1130373_resize.jpg
Y es verdad. La cima está ahí.
 photo P1130374_resize.jpg
Sólo nos falta superar con atención un par de trepadas y destrepadas.
 photo P1130375_resize.jpg
 photo P1130376_resize.jpg
11:56. La Munia (3.132m), en tres horas desde el coche. Sentimiento de euforia. Sonrisa eterna en el rostro. La cima para mí. He tenido una sensación de reto constante durante la ascensión. Del que motiva para ir enfrentando obstáculos importantes para mi nivel. Eso es único. No se ha inventado nada mejor.
 photo P1130377_resize.jpg
Aquí se divisa el valle de subida.
 photo P1130378_resize.jpg
Prolongación hacia la célebre cresta de Troumouse.
 photo P1130379_resize.jpg
Fotos hacia el este y sureste.
 photo P1130380_resize.jpg
 photo P1130381_resize.jpg
Imágenes hacia el sur y suroeste. Sector Ordesa.
 photo P1130382_resize.jpg
 photo P1130383_resize.jpg
El punto de partida, ahora más lleno que cuando he salido. Y más que estará a las tres de la tarde...
 photo P1130384_resize.jpg
Argualas, Garmo Negro y Vignemale. Apoteósico.
 photo P1130385_resize.jpg
Ardiden.
 photo P1130386_resize.jpg
Pic Long.
 photo P1130387_resize.jpg
Campbieil.
 photo P1130388_resize.jpg
Midi de Bigorre, que lo visitaríamos dos días más tarde en plan turístico.
 photo P1130389_resize.jpg
Arbizon, conocido hace un año.
 photo P1130390_resize.jpg
Montagne d'Areng, separando el valle de Aure y Barousse.
 photo P1130391_resize.jpg
Pic de Gar, y Saillant, Cagire...
 photo P1130392_resize.jpg
Pic d'Aret, con su forma característica.
 photo P1130393_resize.jpg
Culfredas y Bachimala.
 photo P1130394_resize.jpg
Aneto y Posets.
 photo P1130395_resize.jpg
Valle del río Barrosa.
 photo P1130396_resize.jpg
En este plano se contemplan Posets, Eristes y Punta Suelza.
 photo P1130397_resize.jpg
Cotiella.
 photo P1130398_resize.jpg
Peña Montañesa.
 photo P1130399_resize.jpg
Lagos de La Munia.
 photo P1130400_resize.jpg
Tres Marías.
 photo P1130401_resize.jpg
El marcadísimo collado de Añisclo.
 photo P1130402_resize.jpg
Soum de Ramond, Perdido y Cilindro de Marboré.
 photo P1130403_resize.jpg
Cilindro y Marboré, donde Henry Rusell aseguraba que podía desfilar el ejército británico entero.
 photo P1130404_resize.jpg
Peña Telera y Collarada.
 photo P1130405_resize.jpg
Pequeño núcleo de Héas, marcado por la capilla.
 photo P1130406_resize.jpg
Tras comer en la cima, me despido de la familia francesa y emprendo el regreso por el mismo itinerario. Sabedor de que la cima no la voy a saborear del todo hasta que haya bajado al valle.
 photo P1130407_resize.jpg
Eso me pasó también con el Midi d'Ossau. Como lo de mirar permanentemente al cielo. Girando el cuello arriba.
 photo P1130408_resize.jpg
Llego al paso del gato y esta vez tengo gente. Me ven destrepar y lo hago por la fisura de antes, aprovechando mis ciento noventa y tantos centímetros para apurar lo máximo con los pies. No me apoyo en la cuerda y lo cierto es que apuro tanto con los pies que prácticamente supero el paso en un largo.
 photo P1130409_resize.jpg
Ahora les veo a ellos afrontar el paso. Se aprecia la fisura (el arañazo), la cuerda y el rumbo a seguir.
 photo P1130410_resize.jpg
Justo donde está el chico, hay que girar a la izquierda por terreno más fácil.
 photo P1130411_resize.jpg
Muy contento por haber bajado sin complicaciones, sigo bajando. Esta vez rodeo el bloque suspendido y desciendo la chimenea.
 photo P1130412_resize.jpg
Llego al collado tras pasar por los sitios de la mañana.
 photo P1130413_resize.jpg
Y me dirijo a Le Passet.
 photo P1130414_resize.jpg
El salto, desde arriba. Hay más altura que en el paso del gato, pero hay que mantener la cabeza fría.
 photo P1130415_resize.jpg
Se baja primero por la repisa, ya ven que lo suficientemente ancha.
 photo P1130416_resize.jpg
Ahí se gira el cuerpo buscando la otra diagonal, la del color blanco que decíamos antes. El punto clave. Un par de estiradas con los pies y esto está hecho. Eterno agradecimiento a los ciento noventa y tantos centímetros.
 photo P1130417_resize.jpg
Le Passet, desde el costado derecho. Diagonal blanca y resalte. Tal y como lo había estudiado desde casa. Repasando una y otra vez. Soñando con ello. Como con el Midi.
 photo P1130418_resize.jpg
Aquí como el resto de mis víveres, sabedor de que lo peor ya ha pasado. Tanto en el paso del gato como en Le Passet se aprecian alternativas por la izquierda del todo. Sé que gente lo ha hecho por ahí, pero no lo vi claro.
 photo P1130419_resize.jpg
Ahora destrepo la canaleta hacia el corredor nevado.
 photo P1130420_resize.jpg
Voy solo, no hay riesgo de piedras y desciendo pegado a la pared de la izquierda.
 photo P1130421_resize.jpg
 photo P1130422_resize.jpg
Puede parecer que apenas hay hueco, pero se descendía bien.
 photo P1130423_resize.jpg
Ahora sí, ahora ya estoy en el valle y empiezo a cantar. La cima ya está conseguida. La civilización me espera. La ducha, la ropa nueva y la copita de champán.
 photo P1130424_resize.jpg
El paraíso del circo de Troumouse.
 photo P1130425_resize.jpg
Y la mítica mirada atrás para regodearnos con la conquista. El único momento en el que le perdemos el respeto a la montaña.
 photo P1130426_resize.jpg
Grande La Munia.
 photo P1130427_resize.jpg
Las familias disfrutan de la jornada.
 photo P1130428_resize.jpg
15:05. Fin del itinerario.
 photo P1130429_resize.jpg
Y os dejo el mapa.
 photo La Munia.jpg
Y os dejo el mapa de Topopiris.
 photo La Munia topo.jpg
Y os dejo la imagen 3D del Google Earth.
 photo la munia earth.jpg
Y en wikiloc os dejo el track: ver track
LAS NOTAS (La escala es del 1 al 5):
DIFICULTAD: 5. Ruta comprometida con tres dificultades muy marcadas. El estado de la nieve en el corredor exigirá la primera atención. Si la nieve lo cubre todo suele estar helada por su orientación sombría, de manera que el material se torna imprescindible. Le Passet y Pas du Chat son paredes de escalada de II-II+. No hay patio pero hay que ir con la lección aprendida, sobre todo a la hora de destrepar. Casco recomendable.
BELLEZA DEL ITINERARIO: 5. Circo majestuoso, imágenes de alta montaña, ruta estética y panorámica de primer orden. Estará en el top ten de nuestra colección.
IMPORTANCIA DE LA CUMBRE: 5.
Me parece que lo he contado todo, lo que se vio pero sobre todo lo que no se vio. Lo que se sintió. Enorme La Munia. Uno de los grandes. Continuará...

2 comentarios:

Dani Alcalá Almela dijo...

Hola!!!, descubrí tu blog gracias a los enlaces que pones en el foro MadTeam, me gustaron mucho los reportajes que hiciste del Pic de l'Har y del Cagire, hasta entonces dos desconocidos para mi, si que conocía la Munia, pero no esta ascensión que sin duda me apunto para un futuro, aunque no se yo con mi metro setenta peladete como me las apañaríaen esos pasos...la ascensión se ve muy disfrutona pero con un cierto grado de compromiso, de las de no bajar la guardia. Y que día tan bueno tuviste para disfrutar de esas espectaculares vistas.

Un saludo, estaremos atentos al repor del Pimené ;-)

jefoce dijo...

Buenos días Dani, gracias por el comentario. Es una ascensión de cierto compromiso, que te va a exigir lo mejor de ti pero que te aportará mucho. En mi caso, ya digo que la altura es una ventaja para superar los pasos con más facilidad, pero dependerá de tu habilidad y sangre fría. Enseguida me pongo a relatar lo del Piméné ;-)