jueves, 13 de diciembre de 2012

CHATEAU D'ABBADIE (El Downton Abbey de Hendaya)

La costa vasca presenta multitud de atractivos y en los últimos años la venimos recorriendo con especial sorpresa. Cada rincón esconde accidentes geográficos dignos de mención y, pese a que las rutas se alejan de los estándares clásicos de montaña, consideramos que merecen divulgación. Ayer conocimos los alrededores del castillo de Abbadie, el Downton Abbey de Hendaya, en un itinerario modesto y sencillo pero lleno de encanto gracias a una serie de sorpresas que salpicaron nuestra marcha. 
Ubicación: Lapurdi.
Desnivel acumulado: 88m.
Distancia: 3,61km.
Duración: 1h y 37min.
Acceso: Partimos desde el parking próximo a la depuradora de Hendaya, justo detrás del Hospital Marin. Desde Donostia salimos dirección Francia por la autopista A-8. Antes de llegar a la frontera cogemos la salida de Bera y seguimos las indicaciones hacia la playa de Hendaya y el castillo de Abbadie. Se cruza todo el paseo de la playa y se asciende hasta una rotonda, donde tomamos la tercera salida. Un camino asfaltado desciende entre casitas hasta un parking, de pago en verano.

Ver mapa más grande
9:41. Iniciamos el recorrido desde el mismo parking (60m) internándonos por el ancho camino que se aprecia a la derecha del mapa explicativo del sendero del litoral.
Photobucket
El camino está señalizado en todo momento y nos confirma la idea de lo bien organizado que está el país vecino. Superior, desde mi punto de vista, en casi todo.
Photobucket
Pasamos a la vera del caserío Larretxea, que funciona a modo de centro de interpretación del parque.
Photobucket
Tenemos una jornada nublada por delante, de apariencia tenebrosa, pero apenas nos caerán cuatro gotas.
Photobucket
Ya desde la distancia me es inevitable acercarme al castillo. El Downton Abbey de Hendaya.
Photobucket
Photobucket
Con un entorno, como siempre, propicio para la meditación y la relajación.
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Dejamos descansar por un momento a las cámaras y caminamos unos metros por el sendero que se dirige a Sokoa.
Photobucket
Pero no tenemos mucho tiempo, así que volvemos por nuestros pasos y nos dirigimos al norte.
Photobucket
La marea está baja y podemos apreciar la singular geología de la costa.
Photobucket
Bahía de Loia y el islote de Txurruta.
Photobucket
Photobucket
Seguimos apurando el sendero mientras los trabajadores del ayuntamiento galo se dedican a mantener limpio el entorno.
Photobucket
Dos Gemelas de Hendaya.
Photobucket
La rosa de los vientos.
Photobucket
Más imágenes del flysch.
Photobucket
A éste le cazamos en pleno proceso de aterrizaje.
Photobucket
La costa labortana, en su periplo hacia el horizonte.
Photobucket
Larrun, la primera gran montaña viniendo desde el mar. Respeto eterno, pese a las feas construcciones de su cumbre.
Photobucket
Continuamos nuestro paseo y nos detenemos en aquellos parajes que merecen la pena.
Photobucket
Photobucket
Las Gemelas de Hendaya, paraíso para las gaviotas.
Photobucket
Panorámica de la playa de Hendaya.
Photobucket
Jaizkibel.
Photobucket
Faro de Higuer.
Photobucket
La marea baja deja a la intemperie muchos secretos...
Photobucket
Peñas de Aia. Desde este lugar del mundo, Les Trois Couronnes.
Photobucket
Seguimos fabricando recuerdos en esta zona privilegiada.
Photobucket
Photobucket
En una campa adyacente hallamos varios monigotes curiosos...
Photobucket
Photobucket
Y, poco a poco, vamos regresando a nuestro punto de partida.
Photobucket
Photobucket
11:16. Fin del itinerario.
Photobucket
A modo de curiosidad, una foto de un extraño animal que vimos cerca del coche. ¿Es un castor?
Photobucket
Accedemos con el coche al parking del castillo para ver sus exteriores más de cerca. Si quieren, pueden ver también su interior. Les dejo más información: ver web
Photobucket
El castillo, desde luego, es fastuoso.
Photobucket
Y os dejo el mapa.
Photobucket
Y os dejo el mapa de Topopiris.
Photobucket
Y os dejo la imagen 3D del Google Earth.
Photobucket
Y os dejo el perfil.
Photobucket
Y en wikiloc os dejo el track: ver track
LAS NOTAS (La escala es del 1 al 5):
DIFICULTAD: 1. Itinerario muy modesto y realizable en cualquier estación del año. Muy bien señalizado.
BELLEZA DEL ITINERARIO: 4. El castillo y sus alrededores seducen a cualquiera que tenga corazón y los acantilados forman el contrapunto perfecto para una jornada inolvidable.
Y ASÍ LO VIO MI PADRE: Mi partenaire me comenta que "como siempre, los ricachones sabían dónde colocar sus mansiones".
Hermoso acercamiento al Chateau d'Abbadie. El Downton Abbey de Hendaya.

2 comentarios:

Joan González dijo...

HOLA

EL BICHO PARECE UNA MARMOTA...

SALUT
JOAN

jefoce dijo...

Bon dia Joan, concretamente es un coipú. Una especie de invasor que ya ha colonizado toda la marisma del Txingudi. Bon Nadal.